Bienvenidos a Harry Potter Saga.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

















Aquí pon la frase que quieras.
Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando?
por Aricia McLaggen Circe Mar Mar 14, 2017 5:33 am

» Secretris Magicae [Afiliación Élite]
por Noah L. Lenfet Dom Mar 08, 2015 9:43 pm

» Nuevo Merchandising de HARRY POTTER
por SCIFIAREA Miér Feb 18, 2015 8:30 am

» Un nuevo muggle, descubre el mundo magico.
por Dobby23 Miér Nov 19, 2014 8:39 am

» Quizás la mejor clase de los siete cursos (Seyer)
por Seyer Black Sáb Jul 19, 2014 9:13 am

» Finite Incantatem. {afiliacione Normal}
por Astroria Tonks Jue Jun 26, 2014 8:03 pm

» Really don't care ~Libre~
por Daniela A. Génova Sáb Jun 21, 2014 5:27 pm

» hola tejoncita nueva
por Luna Weasley Lun Jun 09, 2014 11:31 am

» ¿en que piensas en este momento?
por John Spencer Dom Mayo 11, 2014 1:48 pm
















Nuestro staff
Pasa el mouse para la info





MPPERFIL



MPPERFIL



MPPERFIL















Nuestros Afiliados.



AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE









Este Skin fue diseñado por Kim Nana en su totalidad. El resto del contenido intelectual pertenece a la Administracion del foro, las imágenes del diseño son propiedad de Daeonica Di Giovanni (widgets) y Zayn Zuhair (foros). Así como las historias de los personajes pertenecen a cada usuario correspondiente.
Cualquier acción que pueda ser considerada plagio será denunciada. No copies, usa tu imaginación.



No necesito el cielo [Lilith]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Mar Sep 25, 2012 7:57 am

Cuando el profesor dijo que podíamos largarnos, sentí que la energía que se había esfumado de mi cuerpo en el transcurso de la clase, volvía con más fuerza para despertarme y aprovechar esa noche despejada, con radiantes entrellas. Busqué a Lilith con la mirada sin perder el tiempo y cuando hallé sus dulces ojos, ya no me fue tan necesario maravillarme con la belleza de los astros. Pude notar en su mirada expectativas que pedían que los demás se largaran a sus camas a descansar y así ocurrió.

Apenas se dejaron de escuchar pisadas en las escaleras, supe que no había nada que temer y entonces me acerqué a ella, hasta quedar a no más de veinte centímetros de ella. Tenía un tinte particular en sus mejillas que me decía que quería reír, aunque no sabía por qué. De todas maneras le sonreí, aunque sólo fuera por el mero misterio que significaba esa expresión.

Espero que no te esté quitando demasiado tiempo de sueño con esto, pero era la mejor forma de pasar un rato a solas —dije tocándome un hombro, buscando su confirmación que dijera que quería quedarse.

Tenía un plan para esa ocasión, uno con el cual no había muchas posibilidades de que un profesor nos hallara, a menos que fuer aun licántropo o simplemente un merodeador de los cielos.

Empuñé mi escoba con fuerza, esperando que me diera suerte para que Lilith accediera a acompañarme. Si quería que confiara en mí no como un amigo, sino como hombre, podría dar mi semana por realizada, aunque mañana me restaran puntos por lo que fuera. Tenía que pensar que no tenía nada que perder, pero sí saldría perdiendo si no hacía movimiento alguno. Perder a Lilith no era una opción.

Tengo una idea que es algo loca--- no, muy loca —me corregí a mí mismo— Por eso quiero preguntarte de nuevo si de verdad quieres acompañarme. Si lo haces, prometo que no te sucederá nada malo. Si no lo haces, guardaré el mejor recuerdo de esta pequeña reunión e iremos cada uno a nuestras respectivas camas sin rencores.
avatar
Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 27
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Mar Sep 25, 2012 11:29 pm

La clase de astronomía había pasado más rápido de lo que esperaba. Realmente pensaba que estaría una eternidad esperando a que concluyese la lección para poder volver a pasar tiempo con Hydrus pero la clase había estado algo mediocre, para haber sido la primera no había porque empezar con conceptos tan básicos sobre todo si estaba tratando con jóvenes que estaban cursando sus últimos años. Me imaginé que el profesor intentaría ganar la simpatía de algunos por facilitarnos las cosas.

A pesar de todo, a lo que realmente estaba enfocada era en Hydrus. Justo cuando todos empezaron a irse me hallé con esos ojos grises mirándome y por ello supe que estaba tan ansioso por pasar la noche conmigo como yo lo estaba por pasarla con él. No sabía si los demás al irse se darían cuenta de que nosotros nos habíamos quedado, parecía un tipo de escapada para vernos a escondidas, aunque realmente no era ninguna escapada ni un gran escondite, pero algo era algo.

Estar con él me emocionaba y tenerlo lo suficientemente cerca para admirarlo, aún más. En cuanto ya lo tuve en frente de mi, sentí un poco de nervios que estuve a punto de expresar con una risa tonta pero me contuve. Lo vi sonreír como complacido de verme, casi me derretía por esa sonrisa que me hacía querer suspirar.Escuché sus palabras que en definitiva y lo que era muy común en mi, me hizo sonreír — Créeme que es lo menos que me importa ahora, me gustaría aprovechar cada momento que sea posible contigo— le contesté siendo bastante honesta a la vez que mis palabras ocultaban lo ilusionada que él me tenía en la realidad, lo cual él no tenía que descubrir todavía a menos que estuviese siendo muy obvia y me delatase sin darme cuenta.

Luego de unos segundos lo vi sostener su escoba, con la que me imaginé que había llegado a clases. Fruncí el ceño por eso, no pensaba que pasaríamos la noche conversando y el aferrado a su escoba. Al menos hasta ese justo momento yo pensaba que sería una noche tranquila en la que la única sorpresa que nos podíamos llevar era de que nos encontrara algún profesor o autoridad del colegio en la plena luminosidad del cielo estrellado. Empecé a escuchar lo siguiente que tenía para decir, me aclaró que la idea era loca y como se lo tomaría si decidía acompañarlo o no. Me impresioné mucho y en mi expresión se pudo notar. Realmente no estaba muy segura de si sabía lo que me estaba proponiendo Hydrus pero sus palabras habían sido lo suficientemente claras para mi —No sé si estoy siguiendo muy bien tu idea, Hydrus, pero haré lo que tú quieras hacer — tomé su mano— Además, estoy confiando plenamente en lo que me dices y es que me prometes que no me sucederá nada. Sea lo que sea puede que valga la pena —le contesté entregandole confianza en una sonrisa, con una idea en mi mente de lo que podría ser pues estaba delante de mis ojos. Siempre me han gustado las buenas y excitantes experiencias y compartir una con Hydrus no estaría de más nunca, hasta podría ser excelente.
avatar
Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Vie Sep 28, 2012 11:24 pm

La delicada piel de Lilith sobre mi mano masculina me hizo pensar en la imagen de una mariposa posándose sobre un roble. ¿Podría algo tan férreamente arraigado a la tierra apreciar en su totalidad ese contacto tan inocente? Esperaba que sí, porque yo lo sentía. Su mano contra la mía me llenaba de un pensamiento positivo, como si fuese correcto que ese sucediera, al igual que encajar una pieza de rompecabezas.

Me seguirás a pesar de no saber donde. Debes tener una excelente intuición o un corazón muy puro —hablé con bajo volumen y llevando mi mirada hacia nuestras manos tocándose, guardando esa imagen para siempre en mi mente— De todas formas, pase lo que pase, prometo que te protegeré, aunque sea de mí mismo.

Había dicho eso último porque tenía conocimiento de que el corazón de una mujer podía ser tan grande como frágil y lo más intrigante era que cada una de ellas era diferente y no tenían un tronco común como nosotros los hombres. Sus ojos me miraban con ilusión y en mí también estaba, aunque de la mano con el temor de decepcionarla. Estábamos descubriendo en el otro aquello que nos llamaba la atención, pero lo hacíamos con expectativas del otro que iban siendo cada vez más altas, por lo que era más fácil caer en la desilusión. Haría mi jugada al precio que fuera, menos el de perderla.

Puse mi saeta de fuego de pié frente a mí, brillando bajo la luz de la luna, entusiasmada por salir a los aires. Le encomendaría un trabajo muy importante esa noche.

Ella será nuestra guía a las estrellas —le sonreí a la leona que en mí había confiado mientras subía a mi escoba. —El viaje de aventurarse más, a arriesgarse, es el viaje que más vale y el que menos vemos. Nos está aguardando. Vamos ahora, bonita, antes de que nuestras camas nos reclamen.

Entonces, antes de comenzar a elevarme por los aires, alcé mi mano nuevamente en busca de la de Lilith, invitándola a venir conmigo para aventurarse en lo inpensable. Podía ser que hubiese planeado lo que haríamos , pero eso no quería decir que pudiese tener premoniciones acerca de cómo resultaría todo, ni qué sentiríamos en medio de la velada. Eso me entusiasmaba, la sorpresa del tiempo y también de Lilith al ser, al igual que yo, un paciente de hitos insospechados.
avatar
Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 27
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Mar Oct 02, 2012 1:34 am

Lo escuche mencionar acerca de ese gran corazón o una buena intuición. Realmente no lo veía de ninguna de las dos formas porque la verdad estaba tan atraída hacía él que haría lo que fuese por hacer valer cada segundo estando a su lado, aunque dejaría que el pensase lo que quisiese, aún así le parezca muy lanzado de mi parte por no tener ni idea de lo que me estaba metiendo. Me prometió que me protegería aún así fuese de él mismo, no pude evitar que mis mejillas tomaran ese color rojo tan particular en ellos. Saber que él me cuidaría me hacía sentir un tanto especial, como si era tanto lo que yo le importaba que se comprometía de ese modo, pero lo que más me llamó la atención fue que dijese que de si mismo, no comprendí a que había venido eso pero de todas formas lo ignoré, confiando plenamente en su palabra. Hydrus desde que lo conocía no me había decepcionado en nada, cada aspecto de él había encajado perfectamente en lo que yo consideraba excelente y no parecía dar señales de demostrarme lo contrario.

Le dediqué mi mejor sonrisa al verlo montarse en su escoba, dándome cuenta de que era exactamente lo que estaba pensando. Escuché sus palabras que me hicieron reír un poco ya que lo relacione con unos de mis cuentos muggles favoritos, así mismo, como si de Peter Pan se tratase invitando a su querida Wendy al país de Nunca jamás. La diferencia es que aquello era real, no se trataba de ningún niño perdido, ni de una historia que finalizaba tristemente en un vago recuerdo. Frente a mi estaba Hydrus, hechizandome una vez más con sus dulces palabras sin dejarme respirar — Con esas palabras, Hydrus, arriesgarse contigo es una aventura que deseo más que a nada. Que exijan nuestro regreso, no importa, hasta podría escaparme contigo— dije siendo más honesta de lo que debí haber sido, pero no me importó en absoluto. Si era momento de descubrir más de él otro, si era momento de disfrutarnos, no estaba tan mal si derrumbábamos esa barrera que nos separaba de algo más intenso.

Tomé su mano, sintiendome la leona más suertuda de todas. No iba a desperdiciar mis oportunidades con él, aún así sin saber exactamente lo que llegaría a pasar entre nosotros, o lo más importante, si él sentía algo por mi, no me detendría a nada. Hydrus me estaba conquistando y yo sentía el deber de hacérselo saber con pequeñas indirectas hasta conquistarlo también. Acerqué mi cuerpo hasta él, dejando mi rostro a pocos centímetros del suyo, separé mechones de su cabello de su encantador rostro para luego depositar un dulce beso en su mejilla, haciéndole saber que estaba más que dispuesta. Aún con nuestras manos juntas, me subí a su escoba quedando detrás de él, deslice mis manos hasta su cintura, la cual apreté con mis brazos y apoyé mi rostro en su espalda, casi respirando en su cuello — Cuando gustes partir, Hydrus, ya estoy lista — le informé. Me encontraba ya en los cielos en ese momento sin haber despegado, tenerlo tan cerca con el placer de disfrutar de su calor y su aroma era maravilloso. Para ver la luz, muchas veces tenemos que arriesgarnos en la oscuridad.
avatar
Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Miér Oct 03, 2012 10:58 pm

Hasta ese segundo no había creído que las huella digitales pudiesen servir para algo más que no fuese identificar a las personas en caso de que no tuviera varita, pero estaba ocurriendo, era más que una efímera electricidad que pudiese vagar por mi cuerpo con descaro sólo para irse en un segundo. Entonces... ¿qué estaba ocurriendo?Lilith no estaba aceptando mi mano, ni tampoco estaba aceptando mi invitación, sino que me estaba aceptando a mí, dándome permiso para indagar en sus inéditas facetas. ¿Sería como ella había soñado? Fuese lo que fuese lo que ella pensara de mí, era bienvenido.

Al sentir su tibio y femenino cuerpo contra mi gélida y pétrea espalda, supe de manera retardada de que Lilith era como yo había soñado y que al ser así, podía darme por perdido. Si ella permanecía de esa manera conmigo, acurrucada en mi espalda e inhalando lentamente, con total confianza, no sabía qué podía pasar conmigo. Por eso había prometido protegerla hasta de mí mismo. Antes de despegar, me atreví a hacerle una solicitud y volteando mi cabeza sobre uno de mis hombros, la observé en esa dulce posición que mantenía en atada a mi cintura. Sonreí sin llegar a enseñar mis dientes. Lo que menos quería era que se intimidara. Quería que disfrutara y que recordara esta noche, aún si el destino la quería para alguien más y no para mí.

Antes de volar, quería pedirte que te quedaras justo como estás ahora, al menos hasta que... bueno, sólo por unos momentos —hice una pausa tomando aire, queriendo que el oxígeno me ayudara a decir algo inteligente en un momento en el que el raciocinio no tenía lugar— Si mantienes ese abrazo me muero, pero si me lo quitas, me matas.

Luego enfoqué mi vista hacia el cielo, en donde las estrellas relampagueaban y la luna iluminaba como condenada todo el bosque prohibido que se disfrazaba de inocencia bajo su luz. Curioso era que no me parecía nada de interesante el firmamento. No, no lo era. Eran lo más aburrido del día. ¿Para qué quería el cielo?

Sujétate, bonita. No pretendo soltarte en un buen rato —susurré con intenciones de hacer sonrojar su elegante rostro antes de empuñar mi escoba con fuerza e inclinarme hacia adelante.

El aire fresco de las noches de verano era el ideal para la ocasión y cuando percibí éste al principio tocar y luego casi golpear mi cara, imaginé lo emocionante que se sentiría la ilusión que se quedaría en mi pecho de encontrarla al otro día en donde fuera. Quería que ella disfrutara, así que iba a una velocidad normal, aunque lenta para una saeta de fuego que estaba acostumbrada a las competencias y que a la vez, tendría que acostumbrarse a un nuevo hábito, uno en el que no primaba ganar, sino ceder para ganar de todas formas.

Sentí ganas de reír de lo grandioso que era atravesar el cielo sobre los terrenos de Hogwarts junto con quien pensaba que era la única que podía hacer que valiese la pena sufrir un mes de castigo por romper las reglas. Entonces, unos amigos nos dieron la bienvenida a medida que nos acercábamos a las montañas. Esperaba que me complaciesen de esa manera, para ver si podían ayudarme a a hacer que esta salida fuese inolvidable.

¡Mira eso, Lil! —indiqué con mi brazo derecho hacia donde la luz iluminaba el cielo— Los reyes del cielo nos dan la bienvenida. Afírmate con fuerza, pasaremos a un lado de ellos.

Ahí, frente a nosotros, una bandada de Aethonans desplegaba sus alas y volaba hacia algún lugar desconocido. Hicieron variados bufidos de sorpresa, pero extrañamente no eran de agresividad, sino sólo de inquietud. Era como si para ellos nosotros fuésemos lo fuera de la normalidad y ellos fuesen unos simples transeúntes. Aún con mi escoba firme, giré nuevamente mi cuello para cruzar las miradas con Lilith. Sus ojos eran como una trampa mortal y no había hechizo que me salvara y si lo había, no quería saber de él.

"Presiento que voy a enamorarme de ti" —pensé sin despegarme de sus iris, mi permanente prisión. "Voy a caer bajo tu celda, no te imaginas cuánto lo quiero"
avatar
Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 27
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No necesito el cielo [Lilith]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.