Bienvenidos a Harry Potter Saga.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

















Aquí pon la frase que quieras.
Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando?
por Aricia McLaggen Circe Vie Nov 25, 2016 2:07 am

» Secretris Magicae [Afiliación Élite]
por Noah L. Lenfet Dom Mar 08, 2015 9:43 pm

» Nuevo Merchandising de HARRY POTTER
por SCIFIAREA Miér Feb 18, 2015 8:30 am

» Un nuevo muggle, descubre el mundo magico.
por Dobby23 Miér Nov 19, 2014 8:39 am

» Quizás la mejor clase de los siete cursos (Seyer)
por Seyer Black Sáb Jul 19, 2014 9:13 am

» Finite Incantatem. {afiliacione Normal}
por Astroria Tonks Jue Jun 26, 2014 8:03 pm

» Really don't care ~Libre~
por Daniela A. Génova Sáb Jun 21, 2014 5:27 pm

» hola tejoncita nueva
por Luna Weasley Lun Jun 09, 2014 11:31 am

» ¿en que piensas en este momento?
por John Spencer Dom Mayo 11, 2014 1:48 pm
















Nuestro staff
Pasa el mouse para la info





MPPERFIL



MPPERFIL



MPPERFIL















Nuestros Afiliados.



AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE









Este Skin fue diseñado por Kim Nana en su totalidad. El resto del contenido intelectual pertenece a la Administracion del foro, las imágenes del diseño son propiedad de Daeonica Di Giovanni (widgets) y Zayn Zuhair (foros). Así como las historias de los personajes pertenecen a cada usuario correspondiente.
Cualquier acción que pueda ser considerada plagio será denunciada. No copies, usa tu imaginación.



Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Sáb Mar 15, 2014 10:54 pm

All my life I've been waiting
For you to bring a fairy tale my way
Been living in a fantasy without meaning
It's not okay
I don't feel save


Había corrido con todas sus fuerzas, estaba cansada y drenada emocionalmente. Sabía que era rara y muchas de sus compañeras no la querían precisamente por ello. No solía demostrar lo herida que se sentía, ella no era de las personas que no les importaba, ni era de las personas vengativas... al menos ya no, ya no había venganza u odio en ella, debió matarlo hace años y a veces volvía a sentirse perdida por ello.

Emma se había vuelto demasiado violenta y a veces se preguntaba si ella había sido realmente así, recordando en el pasado sus corridas con los chicos de las calles de Heidelberg y ese extraño matrimonio de las antiguas tradiciones ya roto por un impulso egoísta y primitivo de deseo.

Y así como corrió furiosa, se detuvo con una sonrisa, comenzando a reír con fuerza, debiendo apoyar sus manos en las rodillas para no caer de los espasmos, la falta de aire evidente mientras hacía esto, deseaba reírse de sus desfortunas, deseaba ser positiva como en el pasado lo había sido Emma, porque si era positiva las cosas no se veían tan mal, solo no deseaba dejarse llevar por esos impulsos oscuros que permanecían en su mente.

Así que se echó en el pasto, buscando en su bolso unas galletas, observando el lago pensativa. Era raro pensar que su hermana no estuviera del todo de acuerdo con la relación que mantenía con Gabriel Piccard, no era para menos, era algo escandaloso como menos, al menos para el que conocía a Louise sabía que la relación sería como mínimo escandalosa...

Pero le había gritado y le había enojado porque esa había sido su decisión y Emma solo quería cuidarla.

Se echó detrás, poniéndose una mano en la frente y regresando a su persona interior, más seria e impulsiva, tratando de comprender en que había fallado o si lo había hecho realmente. Estaba con alguien que quería, un poco mayor pero no tan grave y tenía una hermana protectora... quizá era que no tenía amigos. Seis años y aun no hacía amigos realmente, parecía que a pesar de todo era un ser solitario.

Echó una piedra al lago de mala gana y mordisqueó una galleta, a pesar de todo, las cosas pueden ser peor, ¿no?

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Dom Mar 16, 2014 12:02 am

Por años he intentado descifrar por qué siento tanta culpa, en cada carta que me cuesta escribir, me molesta en exceso la mano en el movimiento de cada palabra deseando quedarme sin tinta pronto. Muchos pergaminos arrugados y desperdiciados permanecen en el suelo de la habitación. Las chicas se quejan de mi desorden pero no tengo oídos para ellas, las escucho balbucear pero no puedo oírlas realmente. Mi mente vaga en ellos, mis padres, esforzándome a encontrar las palabras adecuadas para responder una carta. Sé exactamente porque me cuesta tanto serles totalmente sincera pero no sé por qué me torturo tanto pensando en ello. No puedo, ni ellos mismos pueden ocultar el sol con un dedo.

Para muchos otros hijos de muggles que conozco no les ha costado tanto como a mi. Ellos me aceptan por como soy desde el primer día que tuvieron que afrontar mis dones pero desgraciadamente no puedo incluirlos en mi mundo. Son demasiado renuentes a creer en ese tipos de cosas. Por años he intentado contarles todo lo que he aprendido, lo que soy y lo que puedo hacer pero ellos no escuchan, no ven, no sienten. Prefieren sentirse engañados como si yo estuviese en un internado común y corriente antes de poder decir en voz alta y con orgullo "¡Mi hija es una bruja!". Intento ponerme en sus lugares, se deben sentir desquiciados como si estuviesen en una realidad paralela, algo parecido a las consecuencias de recibir un golpe en la cabeza. Pero los años han pasado, y a pesar de que sus sonrisas se sienten autenticas cada vez que con emoción les hablo de magia no es suficiente para mi. Ellos no se ponen en mi lugar, no saben que yo soy la que me siento como una niña de cuatro años hablando de amigos imaginarios.

Otro pergamino cae al suelo porque no puedo dejar de sentirme frustrada. Todos los papeles están arruinados por frases que no me parecen las adecuadas para empezar a hablarles de mi. En su última carta me han contado de todo el trabajo que han tenido en este mes. Dicen que mi tía Nora está enferma y que además de lo vieja que está parece que de ese modo está siendo más insoportable de lo normal por lo que mamá intenta ayudarla a recuperarse pronto para que vuelva a su trabajo y no moleste por casa. Entre ese y otros chismes que obviamente ha sido mi madre quién las ha escrito porque creo que con los años que le caen encima se ha vuelto más chismosa. Yo me río recordando todo lo que decía en aquella carta, me siento consolada con saber que me extrañan como yo ellos.

Escucho más quejidos por parte de mis compañeras  de habitación así que con molestia me levanto de mi cama.

Me voy a hacer mi desorden en otro lado para que sean felices pero a la que se le ocurra delatar que ando fuera a estas horas, la mato.

Me río porque ellas como yo saben que no es necesario decir eso. A nadie le gusta buscarse problemas por lo que es norma de estudiante y compañero cuidarse las espaldas. Con un bolso en donde llevo mi pergamino y pluma salgo a buscarme un lugar tranquilo. Inmediatamente pienso en el lago. Sé que es peligroso dirigirse a esas zonas durante la noche pero no puedo negar que es uno de mis lugares favoritos. Cada vez que estoy triste estoy allá, me siento mejor de alguna forma porque siento que me ayuda. La calma del agua y el cielo estrellado con su luna reflejada me ayuda.

Mis pies son rápidos por lo que ya estoy en el lago, sé escabullirme bien del castillo. Me asusto un poco porque veo una sombra, aunque no diría exactamente que es una sombra sólo es una silueta que se ve muy brillante y clara gracias también a la iluminación de la luna. Para mi sorpresa solamente es una chica, muy menuda y linda que se ve un poco miserable desde mi lugar. No es por sonar mal pero realmente creo que se ve mal. No sé si acercarme porque no la conozco y no me quiero meter en problemas, podría delatarnos a las dos por estas fuera. No lo sé. Me tengo que arriesgar de todas formas porque si no lo hago tendré que buscarme otro lugar a donde ir. Me acerco hasta donde está la chica con cautela y carraspeo mi garganta.

Ehm, hola. Por lo visto hemos tenido la misma idea de venir aquí, espero no te molesté mi presencia. — Le sonrío un poco tratando de lucir agradable, no sé si lo estoy logrando. Me siento a unos pocos metros de ella sacando el papel de pergamino y plumas de mi bolso. Estoy dispuesta a terminar lo que empece en la habitación. Se supone que les debo enviar una carta a mis padres para el día siguiente.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Dom Mar 16, 2014 1:08 am

El cuerpo de la rubia saltó ante un sonido que no pudo identificar, apartando la mano de sus ojos para ver el cielo estrellado. ¿Se había quedado dormida? ¿Como pasó eso que no se dio cuenta? Todo estaba tan oscuro... hacía un poco de frío, lástima que se olvidó la túnica dentro y solo salió con el uniforme, falda y pulover.

Al darse cuenta de ello pasó sus dedos por el cabello platino, notando que nuevamente llegaba a sus muslos y que debería volver a cortarlo pronto. Odiaba ese cabello... odiaba cargar con la demostración que contrario a su hermana y al resto de la población mágica era incapaz de encontrar paz en la transfiguración, simplemente a veces se convertía en algo antinatural para ella y le aterraba la idea de que la gente le siguiera juzgando por ello siempre, no podía evitarlo, se esforzaba, tenía de las mejores notas a costa de su salud prácticamente y seguía estudiando para tratar de mantenerlas siempre a tope durante los últimos años, pero solo... no tenía lógica Transfiguración.

Desde que había visto como hacía de un escritorio un cerdo y de regreso había perdido sentido para ella esa clase y por ende había acabado en desastre tras desastre en esa materia. Desastres que incluyeron destruir su habitación con un árbol gigante y el detalle de que su pelo que debía ser lacio en lugar de acabar así había crecido descontrolado y ahora no podía deshacerlo era lo menos de los desastres que había causado en el aula y en la vida diaria cuando se trataba de esa materia.

Dio otro salto, esta vez sentándose de golpe al notar el porque de los ruidos que le habían despertado. Los ojos buscando en la oscuridad a quien ha interrumpido su paseo por Nunca Jamás. Con cuidado recorrió todo para ver... finalmente detrás de ella a una chica rubia que se veía rara... bueno, rara, lo decía la chica que tenía el cabello desparramado por el suelo...

Tardó un momento en reaccionar ante la presencia de la otra chica, los ojos algo rojos y los labios resecos de haberse quedado dormida, bostezando mientras observaba curiosa a la otra rubia sentarse y prepararse aparentemente para escribir.

"Ah... eh... no te preocupes, me había quedado dormida." Admitió sin mucha pena ni gloria, frotándose los ojos para poder verla bien esta vez y buscar a su alrededor. Efectivamente, allí al lado tenía las abandonadas galletas de avena y la mochila con la que había salido...

Recordó la discusión con su gemela, suspirando adolorida una ultima vez antes de pellizcarse una mejilla, decidida a no dejar que esto le afectara, dándose unas palmadas para hacerse reaccionar y finalmente sintiéndose normal o lo que ella podría llamar normal, una loca desquiciada según la mayoría.

"Tranquila, bienvenida al club del lago, las almas perdidas o dejadas fuera son bienvenidas a pasar un rato y quizá tomar un té en compañía, ¿quieres una galleta?" El tono era bromista, sin embargo extendió el paquete de galletas caseras que preparaba Mamá Mylenka para que tome una.

De sus dos mamás, Mylenka a pesar de ser la mujer de la noche, la dueña de un Nightclub, era la más delicada y amorosa, la más hogareña en estos sentidos. No que mamá Ulrika fuera menos amorosa con ellas, sin embargo era más de hacerse cargo de las cosas necesarias y luchar por los derechos de toda su gente además de sus hijas humanas, además que era capaz de quemar agua por lo que ella limpiaba la casa mientras mamá Mylenka lavaba la ropa y cocinaba. Y las galletas de avena con miel siempre habían sido una debilidad para Mad... lo único que las superaba era precisamente las fresas... le podían dar cajones de fresas que en un día las acababa.

Nuevamente estaba desvariando, era increíble lo fácil que se distraía, era mejor concentrarse nuevamente.

Sonrió a la chica, dejándole hacer lo que deseara mientras buscaba en su mochila, sacando una botella con agua y dejándola en medio en ofrecimiento y posteriormente una navaja que usaba exclusivamente para atender su cabello maldito... literalmente.

Colocó el filo de la navaja entre sus labios, comenzando a trenzar lentamente el cabello antes de bajarla al regazo, observando a la chica a su lado por un momento antes de atreverse a hablar.

"Disculpa... ¿sabes que hora es?"

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Dom Mar 16, 2014 6:29 pm

Miro el papel pergamino en mis manos, me quedan unas pocas hojas y todas se ven maltratadas y una de ellas está rota. No puedo mandarle un carta rota a mi mamá, además de que probablemente con la poca idea que tengo de lo que le escribiré y puede que no me tome ni siquiera mitad de la hoja, le molestará mi descuido. Pero no es mi culpa no saber que hacer. Hace días le mande una carta a tio Benedict, el primo de mamá que ahora me gusta llamarlo tío. Le pedí que me ayudará a ver que podía hacer con esta situación pero sólo me dijo que no los presionará y que es mejor que no quieran involucrarse en nuestro mundo por razones que ya conozco. Lo entiendo, entiendo como debe ser todo pero soy su hija, su única hija a la que se supone que deben mostrar interés en sus actividades, amistades e intereses. ¿Acaso estoy mal? Sé que Benedict está allí para mi pero el no es mi padre aunque le guste actúar como tal, no lo es.

Mis puños aprietan los pergaminos para cuando me doy cuenta y salgo de mi pensamientos. La chica que está cerca de mi me estuvo hablando, sé lo que dijo pero me cuesta un poco reaccionar. Me volteo a mirarla para detallarla, nunca la he visto antes por el castillo aunque ahora que veo su ropa noto que es de Hufflepuff por la insignia amarilla que apenas puedo visualizar bajo la tenue luz de la luna. Luce cansada aunque yo en vez de ponerme a fijarme en cosas insignificantes como luce debería recordarme que yo luzco peor. Tengo puesto unos pantalones de pijama celestes con un sweater verde porque hace frío esa noche con unas converse sucias. Ni tuve la decencia de ponerme algo para salir pero no me importa ahora que ya estoy fuera.

Me alegra saber que no soy la única que siente que el lago es adecuado para quienes nos sentimos miserables — Sonrio porque es mejor que cualquier otra cosa. Quizás su tono haya sonado más bromista que el mio pero igual sé que gano un punto de razón — Y es de noche lo que es peor gracias al amado insomnio — Digo porque sufro de ese mal. Mis noches son largas y esta no parece ser la excepción.

La chica a la cual me acabo de dar cuenta que no sé su nombre todavía tienen tendida sus galletas y me ofrece una botella de agua en silencio. Yo le sonrío en silencio porque no realmente no me provoca nada de eso ahora. Quizás deba dejar de darme mala vida por mis padres y distraerme un poco con ella, conocer a alguien nuevo siempre es divertido porque me interesan las personas, me gusta conocerlas y escuchar lo que tengan para decir. Sé que es raro pero que más da, aquí tengo a pocos metros a una chica que luce diferente. Diferente siempre es bueno. Me acerco a ella y espero que no le moleste que lo haga, total ya siento que ella me habla con naturalidad sin ninguna pizca de desconfianza, eso me agrada.

Ella me pregunta la hora. No sé exactamente qué hora es pero recuerdo la hora de mi reloj en la habitación y no ha pasado mucho desde que salí de allá — Mmm... Deben ser las onces con veinte minutos, o algo así — Digo mirando hacía el cielo como si allá arriba me fuesen a dar la respuesta correcta pero sólo estoy pensativa porque realmente no sé si esa es la hora. Ya que noto lo que hago recuerdo que siempre me han juzgado un poco por eso, porque parezco que me pierdo un poco del mundo cuando me concentro pensando en algo. Sacudo la cabeza para no parecer retardada y dirijo mi mirada hacía ella de nuevo.

¿Muy tarde para ti? — Me burlo porque a juzgar por su mirada parece que ha estado mucho tiempo en el lago — Por cierto ya que estamos, soy Lilith Baxter, puedes llamarme como quieras mientras no sea ofensivo — Hago una mueca porque recuerdo que de pequeña se burlaban de mi nariz, decían que tener una forma graciosa y me decían "Little Nose", no tiene mucho sentido pero de niños sonaba gracioso. Todavía tengo los pergaminos en mis manos, sé que hay muy poca luz para ponerme a escribir así que me debato mentalmente entre si debería hacer la carta o no. No sé que hacer así que la dejo a un lado para enfocarme en ella.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Dom Mar 16, 2014 9:43 pm

Pues, dentro de lo que cabía las dos era un un espectáculo. Entre la chica con el pijama en medio de la noche y la loca que se quedó en el lago dormida...

Por un momento sonrió con cierta amargura. ¿Como olvidar los 6 años sin amigos o confidentes salvo por su hermana? Su hermana que estaba en otra casa, tenía sus amigos y tenía su vida, mientras ella tenía un futuro incierto y probablemente no pudiera cursar el 7mo año si las sospechas se confirmaban.

Suspiró y posó una mano en su frente nuevamente tratando de concentrarse, odiaba no poder concentrarse nunca, su cabeza flotaba en las suaves vibraciones de la tierra, algo que la gente no comprendía. No era sobre poder o sobre dominio, era sobre ser parte de esa tierra, sobre su fertilidad y su vida, una madre que ofrecía sin pedir nada a cambio, nadie le reconocía pero les alimentaba y abrigaba en los momentos de frío. Era algo hermoso que solía confundir a la gente ya que ella adoraba precisamente esa conexión y amaba a la Diosa Madre por ello, por darle esa oportunidad para sentir la tierra, tanto su amor como su dolor, y no era un don de poder como muchos querían llegar a ser grandes y poderosos...

Su don era un don de respeto, simplemente un don de amor a la tierra, de ver crecer y dar vida, de madurar con ella y aprender de la igualdad con la que les trataba a todos. Y eso la confundía porque iba en contra de todo lo que había hecho de joven... y se estaba yendo por las ramas nuevamente, no entendía como era capaz de hacer esas cosas de empezar en un punto y para llegar al otro atravesar tantos altibajos confusos.

"Louise Madison Eisenberg, Puffy de Sexto." Explicó con una ligera sonrisa, estirando las piernas para relajarse, pensativa entre las palabras de la recién conocida, recordando tantas instancias en las que le podría dar la razón. Y esta no estaba segura que se aplicara aunque de momentos se sentía miserable no sabía si era del todo cierto.

"No sé si miserable... bueno, un poco... El lago tiene esa sensación relajante entre los árboles, las piedras y el viento... la tierra es muy fértil aquí y me relaja al punto de quedarme dormida. Por eso se hizo tarde... creo que vine a eso de las 7... dormí unas 4 horas, no me puedo creer, ahora no dormiré nada en la noche, las clases de la mañana serán un infierno." Suspiró alzando los brazos al cielo como si pidiera a algún dios por las razones para no poder dormir. Sabiendo que no tendría respuesta se volvió a acomodar, aprovechando que la chica no se le antojaba galletas para tomar una y morderla levemente.

"Lilo me parece bien para llamarte, a mi suelen llamarme Mad, pero puedes llamarme como gustes también. No soy muy... exquisita con los apodos, creo que ya lo he escuchado todo..." Desde los más crueles a los más amorosos apodos para la Pulga Eisenberg, la hiperactiva (al menos habitualmente) Hufflepuff.

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Dom Mar 16, 2014 11:07 pm

Su nombre no me suena en absoluto. Esa es una de las desventajas de que el castillo sea tan grande y repleto de alumnos, a muchos no nos alcanzan los años para poder conocernos. Además de que la división en las casas es un factor que afecta muchísimo, ya de por si nos acostumbramos a la gente de nuestra propia casa pues son con los que convivimos más. Me pregunto quiénes serán los amigos de Louise y si conozco a alguno de ellos. Ella tiene cierta tristeza en su mirada, algo en sus ojos que pierde su brillo cuando no me presta atención. Soy muy observadora así que este tipo de cosas las noto con facilidad. Creo que trataré de no incomodarla, apenas nos vamos conociendo y realmente no sé que puede resultar de esta noche.

Escucho lo que me responde Louise. Su manera de describir el lago me hace sentirme identificada de alguna forma, es que me parece que ella sabe realmente captar la esencia de esa zona. Muchos sólo suelen decir que les gusta venir a acá porque es "bonito" o porque "podemos nadar allí" y en realidad no prestan atención a lo que hay a su alrededor, esa belleza natural donde el sol y la luna contemplan con todo su esplendor. Así que sonriente decido que me cae bien esta chica, quizá sea muy pronto pero que más da. Cualquiera que piense así de lindo merece mi total agrado.

Te entiendo perfectamente. En mi caso me encanta estar aquí porque siento que no hay sitio que se adhiera más a mi persona. O no, exactamente no sé como ponerlo en palabras sólo sé que me siento en paz estando aquí, como si me sintiese comprendida por la calma del agua con sus destellos de luz o por las olas pequeñas golpeando la orilla, al igual que el aroma a naturaleza. Es simplemente perfecto — Me siento normal hablandole de esta forma a una casi extraña. Siento que ella comprende mis palabras porque no es como los demás. Me encojo de hombros por no decir más y me volteo a verla.

En definitiva no dormirás nada, pero no te preocupes por lo menos no estás sola y además todos los días las clases son un infierno.

A mi me parecen un infierno todo los días. Tener insomnio casi todas las noches no es algo fácil de llevar, agradezco a Merlín por no tener ojeras y hacerme ver como una moribunda la gran parte de mis días. Aunque igualmente me han dicho que necesito arreglarme un poco más, al parecer el cabello alborotado y el uniforme casi arrugado es molestia para muchos.

Me gusta Mad, supongo que le queda bien a cualquiera que esté demente pero bueno al fin y al cabo todos estamos un poco dementes aquí. Yo estoy loca, tú estás loca — Me rio al citar una frase de uno de los cuentos muggles más famosos. No sé si ella tiene idea alguna de lo que estoy hablando pero espero que lo esté tomando con gracia.

Suspiro porque aunque me estoy sintiendo bien hablando con ella sé que no puedo olvidarme totalmente de lo que tengo que ocuparme, tengo que escribir esa jodida carta a mis padres. Lamentablemente siento un deja vu porque no es primera vez que me torturo por esta situación con ellos. Cómo olvidar aquel tiempo que mi padre no solía hablarme, no es que yo hubiese hecho algo mal es sólo que por un tiempo se cansó de escuchar historias sobre magia y creyó que se estaba volviendo loco, o que yo me volvía loca. Fue una etapa que afortunadamente ya se supero pero que igualmente es dificil.

Empiezo a estirar el pergamino de manera compulsiva, sólo quiero que quede lisa para empezar a escribir, tendré que usar un hechizo para alumbrarme pero tengo que hacerlo pronto y salir de esta tortura de una buena vez por todas.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Lun Mar 17, 2014 5:45 pm

"Puede ser un poco de eso... yo lo siento como parte de la tierra, es quien nutre los terrenos y los hace fértiles, es quien alimenta a los seres del bosque. Supongo que también tengo una conexión con el lago, solo que es más una conexión apreciativa... no es que el lago me haga sentir relajada per se, sino que me relaja el conocimiento de que está aquí y todo lo que hace, desde el eco de vida a los nutrientes... Es como ver la creación de la madre en su máxima expresión..." Al decir esto se detuvo, inclinando a ver a la otra chica, con una ligera alarma.

"Lo siento... aunque se practican las fiestas tradicionales la mayoría no está acostumbrado a interactuar con practicantes de las religiones paganas. Soy bruja y soy Wicca... está relacionado, solo que va por el lado más ritualista. No son hechizos poderosos, la mayoría son de protección y servicio, pero supongo que ya me estoy yendo por las ramas... y luego me pregunto por que no tengo muchos amigos..." Suspira para si misma, regresando a su galleta y dando un trago a su agua.

"Mis mamás son ambas wicca veela, mi hermana y yo hemos sido criadas como vegetarianas y wicca... así que a veces me voy por las ramas cuando alguien me escucha." Se detiene antes de seguir, sonrojándose bastante. No podía seguir hablando, especialmente considerando que se había sonrojado al notar que había hablado de más.

Para ella era normal tener dos mamás, pocas eran las veelas que se cruzaban con humanos y luego de ello rara era la ocasión de que la sangre regresara a sus raíces, por lo general era entre las veelas que se relacionaban de forma íntima, ella misma había tenido alguna escapada con alguna de las semi veelas que se criaban en la comunidad, sin embargo aunque ella y su hermana tenían algún gen veela aun, ellas eran una 5 o 6 generación, no poseían nada salvo los ojos y algo de la apariencia de ellas pero en si para lo que valía era una humana común y corriente.

Al escucharla hablar sobre su apodo y como no dormiría nada comenzó a reír de buena gana, echándose nuevamente hacia atrás, observando las estrellas de forma soñadora.

"Es cierto, es cierto... no estoy muy cuerda que digamos... pero mejor me callo que siempre siento que hablo demasiado. Cuentame un poco de ti, que la verdad que poco sé y ya di discurso de mi vida personal y la de mi familia."

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Lun Mar 17, 2014 10:32 pm

Mad describe de una manera muy diferente el lago, por alguna razón me hace sentir como si ella tuviese una conexión entre su cuerpo y la tierra pudiendo sentir el latido del alma naturaleza en cada brisa. Capaz y realmente lo hace, varios magos y brujas tienen dones que se catalogan fuera de lo normal, son raros los casos pero eso no quiere decir no suceda.  Ella es diferente y lo estoy empezando a confirmar un poco más. Creo que me siento un poco intimidada por ello, realmente no sé que es pero de todas formas me inspira cierta confianza.

Ella habla de algo que me hace entender mejor lo que dijo anteriormente. Me acaba de confesar que es una bruja wicca, no es algo que se escuche normalmente por los pasillos de Hogwarts, más bien creo que no es bien visto. La verdad yo no tengo ni idea de cómo tomen esa diferente rama de la practica de la magia en este mundo. En el mundo muggle se conoce esa religión porque es algo que no se ha mantenido oculto como el resto, es muy abierto a cualquiera e incluso hay muchas referencias de ello en todos los medios de entretenimiento muggle. El asunto de que sea tan conocido es que realmente nadie cree en eso, muy pocos lo practican pero no dan seguridad de que sea real al resto. Por mi parte nunca le he prestado atención a religiones y practicas de magia diferentes a la que me enseñan.

Me doy cuenta de que quizás Mad no tiene mucho amigos, ella misma me lo ha dicho pero también lo noto porque se siente muy relajada hablando de cosas personales con una extraña. Yo suelo ser así pero creo que más por mala costumbre. Mad habla como si tuviese mucho tiempo sin hablar con nadie, o como si tuviese muchas cosas retenidas dentro y las suelta en un suspiro. Me parece así y me parece tierno, me gusta hablar con ella.

No te ofendas pero eres demasiado rara — Me rio con normalidad — He conocido personas con vidas muy extrañas pero nunca a una bruja wicca. Realmente no sé como se complementen lo que aquí nos enseñan con lo que te han inculcado tu familia, pero creo entonces que no debe ser tan grave. En el mundo muggle lo ven como una brujeria muy oscura.

Me encojo de hombros porque es lo único que le sé decir acerca de eso. No me gusta sonar tan muggle ya que por algo he pasado siete años viendo clases de magia y me preparo para ser una bruja pero creo que soy igual a mis padres ahora que lo pienso. Me cuesta aceptar lo que no conozco.  Aunque me gusta probar cosas nuevas tengo que saber muy bien primero de que se trata todo aquello, me gustaría que Mad me explique mejor acerca ya que... Espera. Rebobino lo que dijo en mi cabeza y me doy cuenta de algo. ¿Acaso dijo "mamás? Sacudo la cabeza inmediatamente y la miro.

Disculpa, creo que dijiste que tienes dos mamás. ¿Tienes dos mamás? — Creo que soné un poco incrédula en mi pregunta. No es que tenga nada en contra pero así como yo estoy en una sociedad donde cuesta aceptarme por ser hija de muggles, en ambos mundos  todavía se ve igualmente de extraño lo que no sea común como dos mamás. Sonrio porque creo que es excelentemente extraño. — En definitiva eres rara pero no en mala forma. No entiendo por qué dices que que por eso no tienes muchos amigos, por sólo ese poco que me has dicho me parece suficiente interesante como para querer saber más de ti.

Aclaro mi garganta pues estoy dispuesta a compartir con ella tanto como ella me ha contado a mi.

Yo realmente no sé que decirte, no soy tan interesante. Soy hija de unos muggles que no pretenden involucrarse en la vida de su hija porque le tienen terror a lo diferente, y bueno resulta que su única hija es una bruja — Hablo con ironía porque realmente me parece algo ironico — Se supone que tengo que enviarles una carta mañana pero no sé que escribir ya que no les puedo contar de mi semana sin siquiera tocar el tema de la magia. ¡Es un asco! — Me quejo mientras sacudo los pergaminos con mis manos como si los odiará, como si tuviesen la culpa. Me siento desesperada así que me rio.

Debo sonarte exagerada, pero realmente no tengo una vida trágica ni fantástica, más bien aburrida al modo muggle.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Lun Mar 17, 2014 11:23 pm

Sonrió comprendiendo en cierta forma el dilema de ella. Le pasaba a menudo con Emma, a pesar de que ambas eran mágicas habían tendido a diferentes puntos de las cuerdas. Cuando compartían el día a solas podían hablar de ciertas cosas, pero era cierto que no podían hablar de todo como cuando eran pequeñas, no podía contarle lo que pasaba en Hufflepuff o como era tratada por sus compañeras. No podía decirle lo miserable y sola que solía sentirse lejos de casa y lo mucho que le costaba aún, 6 años después leer en inglés así que Mylenka en secreto le compraba libros en las versiones Rusas, idioma que manejaba como secundario a su alemán natal.

Pero allí estaba eso... ¿que podía decir?

"Tengo varios amigos muggles, por lo general les digo lo que necesitan escuchar nada más, le envío la carta a Mamá Ulrika y ella se las entrega. Diles como te sientes, son tus padres. Quizá... ‘Queridos mamá y papá, me encuentro bien, no tienen que preocuparse por nada. Las clases son tan difíciles como siempre, pero me divierto con mis amigos. Este fin de semana tenemos salida al pueblo cercano así que veré si puedo comprar algo...’"

Se sentía avergonzada de dictarle la carta así, una carta genérica a un muggle cualquiera prácticamente, pero es que en su situación no sabría que hacer y cubriría la parte de comunicarse para que no se preocuparan. No sabía que era no ser comprendida, ella no era sangre pura, sino que era quizá una mestiza o algo similar ya que no conocía a sus padres biológicos y lo único que sabía era de un antepasado muy lejano veela.

Era por eso que Ulrika y Mylenka les habían elegido para adoptarlas. Habían notado los rasgos pero no el encanto así que supusieron que eran muy jóvenes o que eran demasiadas las cruzas con personas magos o muggles pero humanos.

"La verdad que ser rara no me sienta tan mal, solo me siento un poco sola... no tengo amigos en el colegio solo un puñado con los que me llevo bien y unos más que no me molestan. Pocos saben que fuimos adoptada yo y mi hermana gemela por dos mujeres veelas en Alemania, y lo de ser wicca nos lo han enseñado desde pequeñas, allí se practica más el paganismo que aquí aunque seguimos festejando bailes de Yule en lugar de navidad y Samhaim es importante con su contraparte All Hallows Eve. En general para mi es bastante normal, aunque supongo que todo depende de la interpretación de la rede." Era algo que había aprendido de corazón al igual que casi todos los hechizos, varios de los cuales había desarrollado con ayuda de su hermana.

Cerró los ojos en confianza, redibujando esas palabras en su mente que habían sido integradas desde que había sido vestida de cielo y bautizada ante la dama y el astado que le dieron la bienvenida al Coven de las veelas de Austria.

"La magia wicca es cualquier cosa menos oscura, es sobre comunión y amor... es sobre aceptar y respetar." Sonrió convencida de sus palabras, buscando aun hasta decir un verso de la Rede que quizá fuera lo que más mostraría quienes eran...

La rede no eran reglas sino que reglas de comportamiento, tradiciones a respetar, solo había una regla real entre las Wicca que era mencionada precisamente allí.

"Seguir las leyes Wicca debemos, en perfecto amor y perfecta confianza.
Vivir y dejar vivir, justamente dar y recibir.
Tres veces el círculo has de trazar para a los espíritus no deseados así echar.
Siempre al hechizo finalizar, debes al decir el hechizo rimar.
Luz en los ojos y suave al tocar; habla menos, escucha más.
En actos y nombre a los Antiguos honrar, que el amor y la luz te vuelvan a guiar.
Vé en deosil con la luna creciente, cantando una melodía alegre.
Vé en levógiro cuando la luna mengüe, y el hombre lobo por el terrible acónito aúlle.
Cuando la Luna de la Dama es nueva, su mano dos veces besa.
Cuando viaje a su cima la luna, el deseo en tu corazón busca.
Atención al poderoso vendaval de Norte prestad, cerrad la puerta y la vela bajad.
Cuando el viento del Este comience a soplar, esperad lo nuevo y la fiesta preparad.
Cuando el viento del Sur sientas llegar, el amor en la boca te va a besar.
Cuando el viento del Oeste oigas suspirar, todos los corazones encontrarán descanso y paz."


Dicho con la voz baja e infantil de la platina sonaba como una ligera cancioncita infantil.

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Mar Mar 18, 2014 11:54 pm

Mad me recita algo que aunque ella no lo sepa lo he escrito por estos siete años consecutivos. Unos párrafos carentes de emoción que dicen todo y nada a la vez. En donde recorto mis vivencias en una frase corta sin especificaciones. Volviendo a mis padres cada vez un poco mas extraños y yo sintiéndome más desconocida para ellos. Convirtiéndome en la hija que nadie quiere, sintiéndome culpable porque quiero hacerlos sentir orgullosos y no creo lograrlo. Aún así en estos siete años sólo nos hemos limitado a eso, y en mis pocos intentos de sobrepasar la línea de lo desinteresado y casi nada informativo ellos se cohíben, responden sin ganas apenas intentando aparentar comodidad o una pizca de aceptación. Es mucho decir que es más fácil comunicarnos por cartas, en persona sobre estos temas se vuelve más complicado cuando hay que lidiar con miradas y tonos de voz que delatan lo renuentes que son. Es todo tan pesado y patético a la misma vez que me siento muy pequeña junto a Louise, no quiero que piense que exagero aunque es seguro que si lo hago.

Siéndote honesta por mucho tiempo ese ha sido el modelo de mis cartas, incluso en vacaciones cuando estamos juntos suelo repetir lo mismo una y otra vez. No hay manera de poder hablar libremente de lo que sea sin hacer sentir incomodo al otro. Es frustrante, supongo que ya debería estar acostumbrada pero es igualmente de difícil cada vez — No sé porque le estoy hablando de esto a ella con tanta tranquilidad, como si fuésemos amigas desde hace tiempo. Muchas veces me limito a hablar de mi familia incluso con los que considero mis amigos, quizá porque el tema muggle no es satisfactorio para muchos, y me suelo ganas muchas mirada reprochadoras cuando suelo hablar de eso. Aún tienen la mente cerrada algunas personas. Pero me alegro de que Mad no sea así.

Mad me sigue hablando de ella y lo de ser wicca. Comienzo a relacionar todo lo que me dice con lo que ya conozco y comprendo todo ahora. Todos esos festejos y tradiciones paganas que suelen verse aquí son wicca. Me siento avergonzada por mi ignorancia sobre el tema pero creo que se les ha escapado mencionarlo en las clases de historia o creo que yo no había prestado atención. De todas formas siempre he pensando que aprendemos más de nuestros amigos que de las propias clases. Las clases son aburridas, nuestros amigos no.

Veo que Mad tiene mucha pasión al hablar sobre el tema pero a mi me agobia no saber exactamente qué de lo que habla en algunas partes. Me acaba de cantar, y digo cantar porque su voz sonaba muy melódica y suave al recitar, una especie de reglas wicca. Sonó hermoso, realmente siento algo dentro de mi que me hace haber querido ser criada de la misma forma que ella. Quizá sea un poquito de admiración esto porque nunca lo había escuchado y me fascina. Además de soy de esas personas muy creyentes, y todo me inspira de cierta forma. Le dedico una sutil sonrisa a Mad.

Se escucha perfecto. Es una lástima sentirme tan ignorante al tema pero creo que tendré algo bueno que enseñarles a mis futuros hijos — Me rio porque suena como una broma pero realmente estoy considerando que mis hijos sigan esas reglas. Será pronto pero me gusta pensar en el futuro, es como planear mi vida aunque sea posible que no se cumpla.

Supongo entonces que en este poco tiempo que llevamos hablando ya soy tu amiga. Digo, creo que ya se más de ti de lo que probablemente sepa de algunos que considero mis amigos. Y de aquí a que nos vayamos a dormir ya me sabré tu vida completa  — Me vuelvo a reír porque hemos congeniado tan bien que ni ella se ha inhibido de ser tan abierta — No te preocupes, eso está bien. Me has caído mejor de lo que se puede esperar

Lo estoy pensando un poco. Si tengo que escribirle una cartas a mis padres y quiero que sean más abiertos en cuanto a todo el tema de la magia, aquella canción podría ayudarme un poco. A mi mamá les fascinaría la esencia de paz que transmite. Quizás, tan sólo quizás sería de mucha ayuda.

Esa canción... No sé, pero creo que podría mandársela a mis padres, no como un vociferado porque se asustarían sino como algo parecido, que reciban la melodía — Balbuceo un poco al decir eso, estoy viendo a Mad con los ojos muy abiertos porque no sé si ella está entendiendo mis intenciones o si le parecerá bien. Estoy inventando mucho pero creo que la desesperación y la frustración me consumen hasta el punto de recurrir a nuevas cosas.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Miér Mar 19, 2014 3:53 pm

Descartó algunos temas que había en la conversación, sonriendo ante la mención de que eran amigas. Si... podía ser, la primer amiga tras 6 años dentro del colegio. Sonaba bien, era agradable eso. Se le ocurrían tantas cosas que decir al respecto que incluso prefirió guardárselas en la emoción del momento. Siempre había sido demasiado solitaria cuando estaba en el colegio. Fuera de él estaban las bandas de Heidelberg que si bien no era una persona importante entre ellas, siempre estaba acompañada y se sentía cómoda con ellos, pero solo los veía dos meses del año.

"No deberías preocuparte por lo de ignorar algo... la mayor parte de las fiestas vienen de antes de la Wicca clásica actual, son de los antiguos ritos paganos que se han trasladado a la actualidad y lo Wicca lo reúne como tradición." Sonríe a la chica tomando la botella de agua para darle un trago largo pensativa. "Por lo general uno teme a lo desconocido... es algo normal, yo temo a las creencias cristianas y su pragmatismo. No puedo concebir el mundo con una sola verdad y negar lo que no funciona. Realmente temo el juicio a las personas, fui criada para aceptar, no para juzgar a otros, no sabría que hacer si me toca en algún momento tener que hacer ese tipo de ‘división’ por el simple hecho de que no lo entiendo, no tiene una lógica real para mi."

La sonrisa de Madison era relajada, agradecida de esta extraña y nueva amistad que le ofrecía la chica con la que compartía esta noche de insomnio junto al lago. Quizá era algo bueno, claro signo de que las cosas habían cambiado realmente, habían cambiado tanto que solo podía pedir porque lo que deparara el futuro para ella, sus seres queridos y su hijo fuera algo bueno, codiciando esta buena fortuna que le había sido concedida.

"No sé si sirva en si misma la Rede, pero quizá pueda servir como una puerta para que se acerquen. Las artes wicca tanto muggle como mágica tienen una base de comunión que quizá sea mucho más fácil de comprender y aceptar que la simple explicación de ‘las cosas son porque si’, incluso puedes hablar con ellos para que se acerquen a alguno de los sacerdotes muggles. Como dije, si bien no tienen magia per se, tienen a su forma una comprensión de esta que quizá para nosotros no es fácil de explicar ya que nacimos con ella." Sonrió pensando si tenía alguna forma de ayudar a la chica, pero la realidad es que no podía meterse en los asuntos de una familia ajena a la suya.

Se cruzó de piernas, aun en el pasto, una mano descansando pensativa en el vientre plano y una sonrisa soñadora en los labios. ¿Si tuviera un hijo o una hija? ¿Que haría? ¿Le enseñaría la rede? ¿Podría hacer un buen trabajo? ¿Como estaría segura de hacer lo mejor posible? ¿Que haría en el lugar de la madre de Lilith?

"Te diría igualmente que hables con ellos... te aman, y tu a ellos, sino tu no estarías aquí y tampoco tendrías el conflicto de no saber que escribirles. La distancia les debe doler a ellos también aunque no lo dicen y probablemente es más la lejanía que la magia lo que les incomoda. Mis madres suelen tener la misma incomodidad los primeros días, pero ellas saben de la magia, son veelas después de todo. Pero padres muggles... han dejado que su única hija se marchara a un lugar desconocido que nunca podrán ver en sus vidas, a estudiar algo en lo que nunca podrán ayudarle y viendole crecer año a año sin poder ser parte de su vida... tus padres han sido muy valientes, yo no sé si podría hacer eso con mis hijos, me sentiría muy triste." Le explicó con una sonrisa suave, tratando de que comprendiera también la parte de sus padres.

La sola idea de algún día simplemente apareciera alguien y le dijera que su bebé de 11 años debía irse a un lugar lejano donde ella no podría alcanzarle y no tendría los medios prácticamente para comunicarse salvo por un animal que llevaba y traía cartas, sin poder escuchar su voz o poder abrazarle salvo por unas semanas al año... esa idea podía traerle lágrimas a los ojos. Aunque no era su conflicto, realmente entendía el dolor de las dos partes, no quería estar en ninguno de los dos extremos de esa cuerda.

"Creo que deberías decirles la verdad..." Concluyó, girando la cabeza para verla. "Creo que debes decirles que te duele la lejanía y que haces todo lo posible para no incomodarles, pero no puedes dejar de ser quien eres... que deseas y necesitas de su aprobación, que necesitas que te escuchen y te crean, que si bien ahora no puedes mostrarles todo lo que aprendiste, pronto lo harás y deseas que estén orgullosos de ti porque has hecho lo mejor que pudiste en un mundo nuevo y desconocido al que tuviste que enfrentarte sola pero agradeces que te hayan permitido conocerlo, diles que eres valiente y has hecho amigos especiales y has aprendido cosas que no podrían creer aunque las vieran, pero que esperas pronto puedas compartir con ellos si te lo permiten... solo diles que los amas y los extrañas."

Lo dijo con voz suave, cierta melodía en su voz, algo de tristeza al recordar cuantas veces había tenido ese conflicto en el pasado. No a ese extremo, pero no por eso menos doloroso. Realmente quería que los padres de Lilith la escucharan, le gustaría poder ayudar más, pero solo podía ofrecer ese consejo que quizá le sirviera, como podía que no.

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Lilith Baxter el Sáb Mar 22, 2014 10:39 pm

Ya me puedo tranquilizar con el hecho de que me siento ignorante con el tema Wicca. Ella misma me ha aclarado sobre el asunto de las tradiciones que se suelen festejar aquí en cuanto saber de dónde vienen y el hecho de que han sido festejadas solo por la misma religión pagana. Me siento tranquila porque así entiendo más pero igual me quedo esa pizca de vergüenza por mi descuido e ignorancia. Estoy anotando en mi agenda mental para ir luego a alimentarme de conocimientos sobre el mundo al que me he luchado todos estos años por pertenecer. No puedo seguir descuidandome de ésta forma, de haber sido Louise unos de aquellos sangre pura insoportables que tanto odian mi sangre me hubiese dado mi merecido. Fuerte y sin censura.

Louise fue criada con bastante paz y comprensión por lo que he podido notar, sus palabras me lo dejan claro. Me pregunto porque será que dice que no muchos amigos. Yo quisiera que hubiesen más personas como ellas, quizá la estoy juzgando muy rápido pero usualmente cuando me siento en comodidad y confianza con una persona es porque no tiene nada de malo, casi nunca me equivoco en estos juicios.

Te asustará saber entonces que mi familia es cristiana. No son tan radicales ya que obviamente me han dado libertad de pensamiento, pero igualmente son duros con su religión y lo que te he contado lo comprueba un poco más — En mi mente se cuelan algunos recuerdos sobre sus costumbres y su participación en la iglesia, y como yo de pequeña solía cantar en un coro. Que aterrador resulta ser todo — Me gusta como piensas, o por lo menos como has sido criada. Puedo decirte que hasta pensamos igual  en cuanto a eso. Es algo que he inculcado yo misma a mi vida entre todos estos años, cuando se está en mi lugar se aprende a ser justo con todo el mundo, sin rechazar ni dividir.

Eso es totalmente cierto. Por mucho tiempo me he sentido rechazada, tanto por mis padres como por las personas desagradables que se pueden encontrar por aquí. Pero a pesar de que todo se haya vuelto tan duro y extraño en un cambio drástico de vida, sé que no puedo andar enojada con todos y juzgando sin bases concretas porque así me han hecho a mi.

Yo estoy escuchando a hablar de nuevo a Louise. Ella es muy clara en cuanto a la percepción de mi problema y de cómo debería solucionarlo. Me da distintas explicaciones  y yo sólo me limito a asentir con la cabeza en cada una de ella. No puedo interrumpirla a pesar de sus pausas porque lo que me dice es bastante cierto, de una manera que a mi me ha costado ver. Quizá sea por el hecho de que uno suele dar consejos pero sin seguirlos por la misma razón de que es más fácil siempre pensar con claridad ante los problemas ajenos que los nuestros propios. Termino aceptando que ese es totalmente mi caso aquí, la presión y decepción que he llevado tanto tiempo encima me ha mantenido en el silencio, sabiendo que puedo ser totalmente sincera con mis padres en cuanto a mis sentimientos he preferido que sea su único peso el que algún día llegue a solucionar las cosas entre nosotros para no tener que enfrentarlas, del mismo modo que Louise me está diciendo.

Me siento mal con lo que ella me dice, algún sentimiento que se une entre el temor y la culpa. Y sé que sentirme así se debe a que estoy convencida de que tengo que hacer exactamente lo que ella me dice, lo que he pospuesto tantas veces y que ahora debería ser el momento de dejarlo salir. En el fondo también siento algo de agradecimiento por ella, ya que me ha ayudado mucho. No he sido tan abierta con este tema con nadie, y saber que hay alguien que no le importe mis desgracias y esté igual de abierta a ayudarme me produce un calor que se esparce por mi alma y corazón.

Tienes toda la razón, no tengo palabras. Es más no creo que hayan podido haber palabras más exactas que las tuyas en esta situación. Creo igualmente que es momento de liberar mis sentimientos. Aunque ahora que lo he meditado con lo que me acabas de decir, sé que mis padres apreciarían mi sinceridad, nunca hemos sido deshonestos entre nosotros y a pesar de este problema siempre hemos sido unidos. Por mucho tiempo habíamos sido nosotros contra el mundo ya que mi familia es pequeña, ahora debería dejar de lado mi egoísmo ya que por ellos sólo me he enfocado en mi y en mi lugar en este problema olvidando por completo la posición en la que se encuentran ellos — Digo con voz baja ya que hasta a mi me ha costado afrontar mi egoísmo. Me preparo mentalmente para lo que viene antes de que alguna parte de mi cerebro reaccione intentando hacer que me acobarde de nuevo.

Suspiro sonoramente sacando mi varita y haciendo el encantamiento Lumos para lograr suficiente iluminación. Aliso la hoja y empiezo a escribir las primeras palabras que fluyen de mi gracias a la inspiración que me ha dado Louise. Mientras escribo pienso que no quiero hacer de esta noche algo corta por lo que hemos hablados que ha sido básicamente de mi problema.

Te debo agradecer, Mad. Has logrado en mi una motivación en muy poco tiempo sobre algo que he pospuesto por años. ¿Debo suponer que eso también se te ha sido inculcado? Tu familia debe ser excelente, con tu persona y con lo que me has contado de ellos no puedo evitar imaginarlos tan encantadores como parecen a pesar de ser no convencionales — Digo con sinceridad sintiendo un poco de celos en el fondo por lo bonito que me imagino su familia, unida sin problemas, con unos ideales excelentes. Aunque no todo debe ser tan perfecto, siendo realista. Continuo escribiendo lo que me salga pero sin perderme demasiado en las palabras escritas porque de todos modos estoy pendiente de Louise.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Louise Madison Eisenberg el Lun Mar 24, 2014 12:11 am

Abrió un ojo y luego el otro al escuchar el tema de que sus padres eran cristianos, inclinando la cabeza a un lado con un gesto curioso y parpadeando varias veces antes de sonreir divertida.

"No me preocupan tus padres, como dije, son las doctrinas de la Cristiandad las que me dan miedo. Así como te dije, tus padres en alguna forma me caen bien... si no te hubieran dejado venir no nos hubieramos conocido, ¿no?" Sonrió levemente antes de volver a relajarse de cara al cielo, estirando piernas y pies tanto como podía, regocijarse en la sensación de los músculos relajándose y espantando la pereza de su cuerpo, dando un bostezo que no indicaba sueño, pero le había nacido así, sonando un par de veces el cuello antes de volver a acomodarse aun en horizontal.

"Aun así es difícil ser justo con todo el mundo, yo no puedo decirme dueña de la verdad, hay cosas que no entiendo y que me cuesta ser justa con ellas... La transfiguración por ejemplo es mi peor materia... puedo hacer lo que nos enseñen en encantamientos, herbología, criaturas y pociones están tan relacionadas que me es simple comprenderlas y Astronomía es cuestión de estudiar. Transfiguración es una materia que se ha ganado mi desagrado a base de no poder entenderla, de fallar en ella siempre..." Suspiró en recuerdo de Enoch, el cabello y por supuesto, el árbol que Lilith no conoció al ser Gryffindor.

"¿Estoy siendo justa al decir que la materia apesta? No creo... pero es más fuerte que yo ese rencor por mis constantes fracasos. La vida no siempre es justa, solo es cuestión de hacer lo mejor que se puede... estoy hablando enredada, ¿no? Siempre lo hago, simplemente ignorame, es lo más cuerdo para todos, créeme. Siempre acabo cansando a la gente con mi palabrerío. Aunque es cierto que hace mucho que no me siento a hablar con nadie solamente, al menos de algo que no fueran las clases o Quidditch de la temporada." Al notar que hablaba demasiado por el contrario en lugar de calmar la voz comenzó a ir más rápido y más enredado, las palabras surgían entre la disculpa torpe y algo confusa.

"Tus padres son cristianos, Lilith... si bien los juicios en los que se basan son extremos es una religión que nació de la misma forma que todas ellas, en amor. Tienen una base de la familia y la unión muy fuerte, estoy segura que una vez que tus padres escuchen de ti puedan comenzar a ver las cosas de otra forma, a ayudarte y ayudarse a si mismos. Estoy contenta de haber podido ayudar aunque sea a que te hicieras del valor para ser clara con ellos." El agradecimiento era sincero aunque a veces sentía que a ella misma le faltaba el valor para ser sincera con sus madres y con su hermana.

Sabía que no le juzgarían, que no juzgarían sus decisiones y como se llevó a cabo todo, como llegó a su situación actual, y aun en confianza le dolía la tristeza que podrían llegar a sentir por ella, le dolía desde el fondo de su alma el tener que ver decepción y dolor en los ojos de su familia y el hecho de tener que dejarles atrás para seguir por un camino desconocido.

Sus pensamientos viajaron por rincones, el recuerdo de su novio y el endeble futuro que estaba tejiendo con las manos desnudas sin saber que era el hilo que tejía y lastimándose cuando tocaba el tensor del telar. La imagen se dibujaba y desdibujaba constantemente, ¿realmente había futuro? Ella quería creer que si, al menos estaba dispuesta a arriesgar para no arrepentirse luego, especialmente con el historial que cargaba a hombros.

"Mi familia es encantadora, más bien la oveja negra solía ser yo... vivo en una comunidad de mujeres vanidosas, siempre hay problemas o Mamá Mylenka se tiene que ir a Moscú para revisar cosas y quizá yo vengo a Escocia o a Londres de visita para no sentirme tan sola dentro de la comunidad, Emma está un poco rara y es mi gemela... pero cosas feas han ocurrido... es complicado de explicar realmente. A veces creo que vengo de otro mundo y caigo aquí sin entender nada... mi familia es encantadora, solo no sé si el mundo exterior lo sea." Admitió frunciendo ligeramente los labios.

¿Cuantas veces Mamá Ulrika había tenido que asistir a una semi veela que había sido atacada por un abusador? Se habían salvado gracias a la magia pero eso no borraba los traumas... ¿cuando Emma fue secuestrada? ¿cuando religiosos se acercaron a acusarles de depravadas por vivir en comunidades de mujeres, algunas lesbianas y sin inhibiciones sobre tratar temas sexuales?

"Toda familia tiene lo suyo, mamá Ulrika es bastante gruñona, pero trata con las comunidades de veelas y con los problemas de estas, las cosas que ella debe haber visto no sé si yo lo soportaría. Mamá Mylenka también ha vivido lo suyo pero es más nuestra cómplice, siempre ha sido algo rebelde y hace que a menudo peleen por lo que creen que es correcto. Aunque por suerte se aman y han estado juntas unas varias décadas, así que no me puedo quejar en ese aspecto." Sonrió borrando los pensamientos oscuros, ya tendría tiempo para ellos en otro momento.

Louise Madison Eisenberg
Alumno
Alumno

Boggart : Su hermana degollada
Cantidad de envíos : 42

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Left Outside Alone ☼ Lilith Baxter

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:36 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.