Bienvenidos a Harry Potter Saga.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

















Aquí pon la frase que quieras.
Últimos temas
» Despejando la mente [Libre]
por Seyer Black Jue Jun 29, 2017 1:09 pm

» ¿Qué estás escuchando?
por Aricia McLaggen Circe Mar Mar 14, 2017 5:33 am

» Secretris Magicae [Afiliación Élite]
por Noah L. Lenfet Dom Mar 08, 2015 9:43 pm

» Nuevo Merchandising de HARRY POTTER
por SCIFIAREA Miér Feb 18, 2015 8:30 am

» Un nuevo muggle, descubre el mundo magico.
por Dobby23 Miér Nov 19, 2014 8:39 am

» Quizás la mejor clase de los siete cursos (Seyer)
por Seyer Black Sáb Jul 19, 2014 9:13 am

» Finite Incantatem. {afiliacione Normal}
por Astroria Tonks Jue Jun 26, 2014 8:03 pm

» Really don't care ~Libre~
por Daniela A. Génova Sáb Jun 21, 2014 5:27 pm

» hola tejoncita nueva
por Luna Weasley Lun Jun 09, 2014 11:31 am
















Nuestro staff
Pasa el mouse para la info





MPPERFIL



MPPERFIL



MPPERFIL















Nuestros Afiliados.



AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE









Este Skin fue diseñado por Kim Nana en su totalidad. El resto del contenido intelectual pertenece a la Administracion del foro, las imágenes del diseño son propiedad de Daeonica Di Giovanni (widgets) y Zayn Zuhair (foros). Así como las historias de los personajes pertenecen a cada usuario correspondiente.
Cualquier acción que pueda ser considerada plagio será denunciada. No copies, usa tu imaginación.



Anything but ordinary please. {Dae}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Anything but ordinary please. {Dae}

Mensaje por Katt Wells el Vie Mar 14, 2014 11:12 pm

La batalla parecía no tener fin. El choque de las espadas y los gritos inundaban mis oídos y yo simplemente no sabía que hacer. A donde quiera que mirara, un espartano desenvainaba su arma y se lanzaba al ataque contra alguien. Estaba corriendo, corriendo en dirección a dónde se supone se encontraba Hogwarts, si lograba llegar, estaba segura de que estaría a salvo, pero pese a que mis piernas no se detenían era como si no me estuviera moviendo, y el mundo a mi alrededor se encontraba estático. La escena cambió de repente. Ahora estoy en una sala, una sala completamente vacía a excepción de un piano que se encuentra en medio. No se ve a nadie, y tal parece me encuentro completamente sola. Decido acercarme, sé tocar el piano, y mis dedos cosquillean por la necesidad de arrastrarlos sobre las teclas blancas y negras.

Mis pasos resuenan en el piso. Es el único sonido que se escucha además de mi respiración, y en cierto modo eso me pone algo nerviosa. Tomo asiento en el pequeño banco de madera y posiciono mis manos sobre el teclado. Hago un acorde, y este queda vibrando en el aire por mas tiempo del que esperaba. Cuando al fin se detiene noto la presencia de alguien a mi lado, giro la cabeza lentamente, pero antes de enfocarlo con la vista sé perfectamente de quien se trata: Erick.

¿Qué haces aquí?— le pregunto. Pero como respuesta solo consigo una sonrisa de lado. Coloca sus manos sobre las mías y las aparta lenta y delicadamente, dejándolas sobre mi regazo. Vuelve sus manos sobre el piano y comienza a tocar. La introducción parece durar una eternidad, pero reconozco la melodía casi al instante y cuando comienza a cantar no puedo más que escucharlo, perdiéndome completamente en su voz. No es la primera vez que lo escucho cantarla... No. Y simplemente no resisto escucharlo, porque toda la letra de la canción me remueve por dentro cada uno de los sentimientos que tengo hacia él, y las ganas de abrazarlo se hacen cada vez más y más incontrolables.

Cierra los ojos sin dejar de cantar, y es como si la luz del lugar desapareciera por completo. Quiero que los vuelva a abrir, y que me mire. Nunca había tenido la necesidad tan grande de que él fije su vista en mi. El corazón me da un vuelco y mi respiración se acelera un poco. ¿Por qué tiene que ser todo tan complicado? Si fuéramos solo los dos... Pero no. Sé que nada de lo que él quiere puede ocurrir, porque sé que a la larga uno de los dos terminará lastimado y no quiero que sea él... No puedo permitirme ser la causante de eso. Termina de cantar y levanto la vista para observarlo, pero el solo se mira las manos, como aquella vez. Quiero decir algo, lo que sea...

Erick...— me mira, y ese simple gesto cambia de lugar mis ideas por completo. Se que no debería, pero me acerco a él un poco más de todos modos. Llevo mi mano a su mejilla y la acaricio con el dorso. Su rostro se acerca al mío, y nuestras respiraciones comienzan a mezclarse, estamos tan cerca que casi puedo asegurar que es capaz de escuchar los latidos de mi corazón... Siento su mano sobre mi mejilla y...


Me despierto. ¿Qué fue lo que acaba de pasar? Siento como el colchón se hunde más de un lado y me giro para poder ver de que se trata, pero el olor a chicle me da la respuesta al instante. ¿Dae? ¿Qué le pasa? La última vez que se metió a mi cama fue cuando tuvo un resfriado horrible, se sentía muy mal y yo no quería dejarla sola, por lo que decidimos dormir juntas para que sea más fácil despertarme si llegaba a necesitar algo, pese a su insistencia de no querer contagiarme. Me dice algo, pero la realidad me choca de golpe luego de el sueño que acabo de tener.

¿...Por qué te gustaría un pastel?... ¿Estás bien?— bostezo y me froto los ojos, al tiempo que me acomodo recargando la cabeza en mi codo para poder verla mejor. Miro hacia afuera, pero la oscuridad es total, por lo que supongo que debe de ser muy entrada la noche.

_________________

Stop. Breathe. Scream.
My words are cold, I don't want them to hurt you, if I show you, I don't think you'd understand, cause no one understands.
avatar
Katt Wells
Prefecto
Prefecto

Edad : 20
Boggart : Insectos
Localización : Molestando a mi primo (?)
Cantidad de envíos : 486

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anything but ordinary please. {Dae}

Mensaje por Daeonica DiLaurentis el Mar Mar 18, 2014 8:34 pm

Pareciera que llevo horas dando vueltas en la cama, sin tener un mínimo atisbo de sueño que me permita cerrar los ojos y olvidarme todo lo que en este momento me tiene más inquieta que de costumbre. Fue domingo, uno más. Igual de especial que todos los domingos, igual de divertido, igual de inolvidable. Yo apreciaba todo aquello, atesoraba cada uno individualmente, porque aunque más de una vez nos hayamos quedado a solo compartir un chocolate caliente o leer un libro, o simplemente escuchar música o hasta dormir una larga y cómoda siesta; cada uno de ellos era diferente, cada uno de ellos me hacia sonreír. Como él. Siempre. Y ahí radicaba el problema de mi insomnio momentáneo y que me encuentre a las vueltas a esta hora de la noche.

Y miento. Porque no era él exactamente el problema. Él era parte, pero no era el problema en sí.  O si, ya ni siquiera sabía, ni quería saber. No quería descubrirme admitiendo lo obvio, que el problema no es que haya sido domingo, ni que haya sido especial, ni que me hiciera sonreír como siempre…aunque, ¿Desde cuándo todo esto era un problema? Y la respuesta que no quería admitir era tan sencilla como aceptar que todo esto se había vuelto complicado cuando comencé a sentir algo más por él.

De repente me sonrojaba si nos mirábamos más de cinco segundos, o besaba mi mejilla, o hacia uno de esos comentarios insinuantes como acostumbraba a hacer solo por bromear y que hasta el momento, constituían la forma habitual de tratarnos el uno al otro, sin nada mas… y eso solo había sido el comienzo. No fue sino hasta esta última tarde que me descubrí perdida en él hecho de que realmente me gustaba, mas allá de la amistad, y eso estaba terriblemente mal. ¿Por qué me tenía que pasar esto justamente a mí?

Suspiro, mientras giro mi cuerpo para quedar boca abajo y con fuerza hundo mi rostro contra la almohada. Ahí tampoco encontraría las respuestas que buscaba, ninguna. Emito una leve queja contra la mullida almohada que absorbe mi frustración del momento. No quiero, pero necesito hablarlo con alguien o de lo contrario mi mente no encontrara la paz que busca. Deslizo las mantas de mi cama que hasta el momento mantenían en mí una agradable temperatura corporal e intentando no hacer ruido cruzo la habitación en puntas de pie solo hasta llegar a la cama de una de mis compañeras. No cualquiera, sino una de mis mejores amigas. Ella me entendería, se sorprendería, si, pero no me correría de allí sin antes saber que me sucede, y más porque sé que entenderá que realmente me tiene mal todo esto, de lo contrario solo lo dejaría pasar y lo hablaría con ella por la mañana.

Me meto en su cama sin mucho preámbulo, y vuelvo a sentir el calor que me había abandonado momentáneamente al cruzar hasta allí. Se remueve levente, y confirmo que le he despertado cuando murmura algo de un pastel. – No, no estoy bien…- hablo en susurros, mientras me acomodo mejor para quedar mirando a donde se supone esta su rostro, pues no veo nada con nitidez gracias a la oscuridad que hay en la habitación. – Digo, no me estoy muriendo…pero tengo un problema…- subo las mantas hasta estar segura de que nos cubren a ambas – Lo siento por despertarte…no quería, pero realmente necesito que me digas que esto no es tan terrible como parece…- y aun así, decidida y todo como venía a hablar del tema, lo dudo un momento, porque si lo digo en voz alta tendrá otro sentido, va a ser real y no sé si estoy lista para admitirlo abiertamente. Dejo de torturarme mentalmente pues admito que mi comportamiento es totalmente ridículo, tomo aire un instante y lo suelto  sin esperar más, cerrando mis ojos con fuerza. – Creo que me gusta Drake…de gustar gustar…¿me entiendes?...
avatar
Daeonica DiLaurentis
Alumno
Alumno

Boggart : Loneliness
Localización : Somewhere over the rainbow~
Cantidad de envíos : 106

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anything but ordinary please. {Dae}

Mensaje por Katt Wells el Miér Mar 19, 2014 1:05 pm

En cuanto me dice que no está bien, mis nervios se alteran y me despierto completamente. Es lo que tengo... Si se trata de las personas que quiero puedo llegar a hacer cualquier cosa con tal de asegurarme de que estén bien; desde hacerlos reír, hasta desvencijar totalmente el motivo por el cual no pueden estarlo para hallar un culpable y cargarle con todo mi enojo y frustración. Nunca llegué al punto de atacar a alguien, aunque admito que las faltas no me han faltado, pero si puedo asegurar que más de una persona me ha dejado de saludar o dirigirme la palabra debido a las miradas asesinas que les dedico. Y no es que me las vaya dando de matona por la vida, el metro cincuenta y cinco que poseo no me permite eso, es solo que a las personas que quiero, que son importantes para mi, las defiendo con uñas y dientes si es necesario.

Descarto la idea de un bonito funeral...— digo sonriendo de lado para intentar tranquilizarla. Aunque dudo que logre ver mi rostro, ya que la oscuridad es total, apenas si puedo distinguir su característico cabello naranja. Sube las mantas y la ayudo a acomodarlas, para que lleguen a taparnos hasta el mentón, el hecho de que ambas seamos tan pequeñas hace que el compartir cama no sea tan complicado, de lo contrario estoy segura de que una de las dos terminaría cayendo al piso tarde o temprano. —No te disculpes, los espartanos pueden esperar... Además, para eso están los amigos, ¿no? Puedo ayudarte a esconder el cadáver donde quieras...— intento aclarar mi vista, acostumbrarla a la oscuridad, ya que me resultaría más fácil entender de lo que habla si pudiera verla.

Deja de hablar por un momento, como dudando realmente si contarme o no.... ¿Qué se supone que debo pensar de eso? Es decir... Somos amigas, ¿no? Dae es mi mejor amiga, lo es desde que la conocí en el Expreso de Hogwarts en mi primer año. Aún le agradecía a la señora del carrito de dulces, ya que si no hubiera salido a vender dulces antes, Dae no se habría chocado con ella, y quien sabe, tal vez no la hubiera conocido... Ella me conoce, sabe todo de mi, no suelo guardarle ningún secreto, es de las pocas personas a las cuales le conté todo el asunto de mis padres... La espero pacientemente, expectante a lo que sea que va a contarme, y cuando al fin habla dejo escapar un hondo suspiro.

Drake Tanner, bah. El tipo es agradable, no puedo negarlo, pero mi relación con él no es la mejor de todas. No es que lo odie, no. No es eso. Es que ambos coincidimos en el momento de elegir a nuestra mejor amiga, o mejor dicho, el intenta robarme la mía. Desde que Dae comenzó a juntarse con él me dedicaba a solo molestarlo... Pero todo empeoró cuando apartaron los domingos para pasarlos juntos, ellos dos, sin nadie más. Durante un tiempo me sentí desplazada, como si lo prefiriera a él, y mi odio hacia Tanner creció descomunalmente. Llegó un punto en que no podía verlo siquiera, y aunque intentara no comportarme de esa manera por Dae, simplemente no podía evitarlo. Gracias a Merlin esto había cambiado un poco. ¿Cómo? Me di cuenta de lo obvio, al bicho ese le gustaba mi amiga, y a mi amiga le gustaba el bicho ese.

No entiendo el problema...— le hablo en un tono tranquilo, sin elevar el tono de mi voz, dejando que salga como un susurro, ya que estamos tan cerca que seguro me escucha. —Porque, digo, lo que me dices no es un secreto... Al menos no para mi... Y tampoco es que la idea me fascine, pero pese a que no voy a dejar de pelearlo, lo que me importa es que estés bien con esto— me muerdo el labio unos segundos, esperando a ver si me dice algo por el hecho de que no me sorprenda lo que me acaba de decir. —¿Recuerdas aquella vez en que volvíamos de los jardines y Drake oh por Dios, acabo de llamarlo por su nombre llegó corriendo por el vestíbulo, se te acercó, te saludó con un beso en la mejilla y luego se fue? Bueno, luego de eso quedaste... No sé, como ausente... Parecía que te hubieran golpeado la cabeza y que tus neuronas no pudieran hacer sinapsis¿de que diablos estoy hablando?. —El punto es que no dejabas de ver hacia atrás, buscándolo, estoy segura. Por no mencionar que ese día el color de tus mejillas hizo juego con tu cabello...— le sonrío y estiro una mano para picarle la mejilla. —Él está loco por ti, ¿sabes? Creo que eres la única que no se ha dado cuenta de eso, así que no se a que esperan realmente... En mi opinión, deberían hablar de esto... No pueden ir por la vida celándose el uno al otro, tienen que parar con esa tensión que se traen hace años...— chasqueo mi lengua y dejo que un bostezo me invada.

_________________

Stop. Breathe. Scream.
My words are cold, I don't want them to hurt you, if I show you, I don't think you'd understand, cause no one understands.
avatar
Katt Wells
Prefecto
Prefecto

Edad : 20
Boggart : Insectos
Localización : Molestando a mi primo (?)
Cantidad de envíos : 486

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anything but ordinary please. {Dae}

Mensaje por Daeonica DiLaurentis el Mar Abr 15, 2014 2:41 pm

Bien, lo dije. Lo dije y hasta a mi no me suena a novedad, solo reafirma lo que desde hace rato he estado negando. No me sorprende que solo suspire, pausada y hondamente como si estuviera a punto de explicarme algo con mucha paciencia. Admito que por un momento pensé que saltaría de la cama y me diría que estoy realmente loca por fijarme en alguien como él - acompañada de los múltiples sinónimos despectivos que tiene para referirse a su persona-  pero su reacción es como de ¿resignación…? Como cuando estas esperando que alguien te cuente algo, y cuando llega ese momento, estás preparado para hablar del tema. Eso me hace pensar que ha estado esperando que le mencione todo esto cuando realmente quisiera hacerlo, aunque fuese lo más obvio del mundo y surge en mi las ganas de preguntarle “¿desde cuándo?”.

Creí que el peso en mi pecho se sentiría mas aliviado al poder contarle de esto a alguien, pero no es así realmente. Y siento que me cuesta, porque sé que la relación entre ellos no es ni remotamente buena, ¿pero cómo puedes evitar hablarle del chico que te gusta a tu mejor amiga? La conozco desde que llegue, como por una especie de suerte accidental aquel día en el tren. Siempre que recordamos lo sucedido no podemos evitar reírnos y darle las gracias a la señora del carrito de golosinas. Aquella rubia cuya locura solo podía comparar con la mía era  de las pocas personas que realmente me entendía, que al mirarla no hacía falta aclarar nada más. Era alguien en quien confiaba ciegamente, que había logrado que dejara de ser esa niña insegura de hace años…que desde que la conocí había dejado de sentirme tan sola como cuando estaba en casa, aguardando por mi padre y hermanos… Esa sensación solo podía compararse por lo que sentía cuando estaba con Drake, pero eso ya se había transformado en algo más.

Dejo que hable, su tono es más tranquilo que de costumbre, algo inusual porque siempre va cargado con cierto fastidio cuando le hablo algo que lo involucre. Hace rato que deje de hacerlo realmente, pues lo que menos quería hacer al estar con ella era fastidiarla, me había propuesto a no darle más motivos para que él siguiera desagradándole.

Le agradezco en silencio, sin mencionárselo siquiera, mientras le escucho. Hace una leve pausa, y si espera que diga algo al respecto realmente no sé lo que es. Mis labios se entreabren para expresarle que realmente si era un problema todo esto, pero antes de formular todos aquellos motivos que se me ocurren por lo que todo esto sea problemático, se me adelanta y continua como si nada – y aunque no se lo digo, sonrió cuando dice su nombre y hasta suena raro escucharlo con su voz y no el típico “energúmeno” de siempre – y a medida que habla siento el calor subiendo a mis mejillas al imaginarme de aquella forma en que describe todo, y solo reacciono a llevar la sabana a mi rostro, cubriéndome de repente como si realmente hiciera falta. – Merlín… - murmuro, y ella no se detiene. Bajo las sabanas y miro en su dirección, sintiendo luego como pica mi mejilla y mi nariz se arruga de forma graciosa. Noto su sonrisa cuando lo hace ya que mis ojos se acostumbran de a poco a la penumbra que nos rodea, y le respondo de la misma forma.

Realmente no quiero escuchar lo que dice a continuación, no quiero. -  ¿Tensión? ¿Qué tensión? ¿Desde cuándo una chica no puede tener de mejor amigo a un chico? – las preguntas salen disparadas una detrás de otra, y me doy cuenta de que a medida que voy hablando el tono de mi voz sube gradualmente, junto con mi exasperación, pero no puedo detenerme. - ¿Por qué tiene que estar loco por mi? ¿Por qué pasamos todos los domingos juntos y siempre hace las cosas jodidamente inolvidables, porque es lindo conmigo, porque siempre me hace sonreír…? – no doy fe a mis palabras, y me callo de repente para solo apretar mis labios, enojada conmigo misma. – Está mal, ¿sabes? Debería haber una regla contra eso, que te prohíba enamorarte de tu mejor amigo – mi tono ahora es solo un susurro, y realmente siento un nudo en la garganta que claramente anuncia que si no me callo terminare llorando. Me encojo de hombros, y me arrimo un poco más a ella, ahogando esas ganas repentinas. – Me gusta estar con él, me gusta todo de él…y la razón por la que me parece todo un terrible problema es porque no quiero que eso termine, que lo arruinemos… ¿comprendes? – suspiro y me volteo, para quedar mirando hacia arriba - Y tampoco es lo mio andar admitiendo todas estas cosas tan cursis…- ladeo mi rostro hacia su dirección y me doy cuenta que por las vueltas que doy nos he descubierto a ambas de las mantas que nos mantenían calientes bajo estas.  Las vuelvo a acomodar y muerdo mi labio, sintiéndome terrible por despertarla para hablar de todo esto. – Lo siento…es una tontería…ni siquiera pude verte hoy y muchos preguntarte como estas y tengo el descaro de interrumpir tu sueño de ¿espartanos, dijiste?…- intento bromear, quitar de mi mente todo aquello y dejar de sentirme tan frustrada por todo aquello.
avatar
Daeonica DiLaurentis
Alumno
Alumno

Boggart : Loneliness
Localización : Somewhere over the rainbow~
Cantidad de envíos : 106

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Anything but ordinary please. {Dae}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.