Bienvenidos a Harry Potter Saga.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

















Aquí pon la frase que quieras.
Últimos temas
» ¿Qué estás escuchando?
por Aricia McLaggen Circe Vie Nov 25, 2016 2:07 am

» Secretris Magicae [Afiliación Élite]
por Noah L. Lenfet Dom Mar 08, 2015 9:43 pm

» Nuevo Merchandising de HARRY POTTER
por SCIFIAREA Miér Feb 18, 2015 8:30 am

» Un nuevo muggle, descubre el mundo magico.
por Dobby23 Miér Nov 19, 2014 8:39 am

» Quizás la mejor clase de los siete cursos (Seyer)
por Seyer Black Sáb Jul 19, 2014 9:13 am

» Finite Incantatem. {afiliacione Normal}
por Astroria Tonks Jue Jun 26, 2014 8:03 pm

» Really don't care ~Libre~
por Daniela A. Génova Sáb Jun 21, 2014 5:27 pm

» hola tejoncita nueva
por Luna Weasley Lun Jun 09, 2014 11:31 am

» ¿en que piensas en este momento?
por John Spencer Dom Mayo 11, 2014 1:48 pm
















Nuestro staff
Pasa el mouse para la info





MPPERFIL



MPPERFIL



MPPERFIL















Nuestros Afiliados.



AFILIADOS HERMANOS

AFILIADOS ELITE









Este Skin fue diseñado por Kim Nana en su totalidad. El resto del contenido intelectual pertenece a la Administracion del foro, las imágenes del diseño son propiedad de Daeonica Di Giovanni (widgets) y Zayn Zuhair (foros). Así como las historias de los personajes pertenecen a cada usuario correspondiente.
Cualquier acción que pueda ser considerada plagio será denunciada. No copies, usa tu imaginación.



Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Miér Sep 14, 2011 1:21 am

Asentí con la cabeza en silencio cuando ofreció cambiar el tema, estaba de acuerdo con que no nos hacia bien, nos encontrábamos en situaciones algo difíciles y sin importar nada de lo que se dijese seguían estando allí esos problemas para molestarnos y frustrarnos. Por lo menos mi caso, que quería meterme en algo que no podría controlar con alguien que no estaba destinado para mi, tan triste pero no podía aspirar a nada. Mis ojos se posaron de nuevo en las hermosura de las flores que a penas podían irradiar tranquilidad en el lugar para eliminar la tensión que creció por ese tema. Delante de mis ojos se empezó a cruzar un pétalo que se pavoneaba toda radiante, seguí su curso hasta encontrarme con los ojos de Hydrus, le sonreí atajando el pétalo.-¿Ves por qué digo que eres tan buen chico? Encantador Hydrus.-Dije mientras me acercaba y deposite un tierno beso en su mejilla. Volví a dirigir mi vista hacia las flores aun con el pétalo radiando en mi mano, repase ciertas cosas en mi mente. Ya teníamos cierto rato juntos, unas ganas de bostezar me invadieron e inmediato tape mi boca mientras pasaba, tenía un poco de cansancio posiblemente por haberme levantando tan temprano aquel día para hacer deberes.-Lo siento, me he levantado bastante temprano hoy.-Me excuse volviendo mi vista a el.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Sáb Sep 17, 2011 9:58 am

Podía ver que Lilith no se aburría conmigo ni me criticaba por mi manera de ser y eso me relajaba. No hacía mucho que la conocía, pero ya sentía que podíamos hablar de cosas variadas y más íntimas. Era una chica dulce y linda que me atraía bastante, pero de todos modos tenía el temor de lastimar a alguien tan delicada como ella. Es muy fácil destrozar una flor, incluso involuntariamente, pero de todas formar quería descubrir todo lo bueno que había en ella.

Reí cuando se disculpó dentro de su cansancio y ella me miró desentendidamente, como si no supiera por qué la risa.

¿Te estás disculpando por bostezar? Eso sí que es nuevo para mí.

Entonces me acerqué al rostro de Lilith pausadamente analizando todo lo que había en él. Fue cuando estuve a unos centímetros de ella cuando aparté unos molestos pétalos que habían caído en su pelo.

No queremos que tu cabello se enrede —comenté volviendo a mi posición normal— Oye Lilith, ¿te gustaría venir conmigo y con Susan a las Tres Escobas? He estado ahorrando dinero y creo que podría invitarlas a ambas. Dos personas que me agradan mucho.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Miér Sep 21, 2011 12:00 am

Hydrus se rió luego de que bostece, lo mire extrañada ya que no comprendía a que había venido eso. En cuanto hablo comprendí su risa, solo resulto que no comprendió porque me había disculpado al hacerlo.- Es que se supone que cuando alguien bosteza es señal de aburrimiento y que puede resultar muy descortés, no quería hacerte pensar que me aburrías ni verme mal.-Le conteste haciéndole saber porque lo hacía. Como el me hablaba era una manera que transmitía confianza, como que no debía porque disculparme ya que eramos amigos pero ya era una costumbre que no podía abandonar. El era alguien que valía la pena conocer, alguien con quien me sentía tranquila. Quería saber lo que pensaba cada vez que me miraba casi atento a cada movimiento que hiciese. Y mas que todo, por alguna extraña razón, quería ser capaz de sorprenderle. Hydrus se acercó a mi rostro con lentitud quedando a poco centímetros, mantuve mis ojos en los suyos casi perdiéndome en ellos, tenerlo así de cerca logró que mis mejillas volviesen a tomar ese característico tono rojo. Me apene aun mas al sentir el ardor en ellas y que solamente el había apartado de mi cabello unos pétalos. ¿Era solo una simple atracción, no? No podía pasar a ser algo mas. Escuche luego su invitación a las Tres Escobas, me mencionó a Susan a quien tenia muchísimo tiempo sin ver, ella me caía demasiado bien además que era una hermosura de persona, no dude dos veces en considerar ir.-¡Claro, me gustaría! Tengo tanto tiempo sin saber de Susie.-Le dije suspirando y recordando la vez que la conocí, fue una de las primeras personas con las que aprendí a cruzar palabras y a ser menos tímida.-Solo me dices cuando y estaré disponible.-Le sonreí pensando en lo bueno que sería salir con ellos. Me gustaba estar con Hydrus eso era obvio y además podía estar con la divertidisima Susie, sería bastante divertido.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Vie Ago 31, 2012 11:10 pm

Algo que tenía Lilith que no encontraba en ninguna de las chicas que me habían atraído o tenido algo era su consideración. Por ningún motivo pensaría que estuviera aburrida conmigo y se quedara por deber, porque era demasiado auténtica para eso, pero el gesto en sí la hacía ver más dulce de lo que era.

El tono enrojecido de sus mejillas le dio el toque mágico a esa charla, ya que de esa forma pude contemplar con mis propios ojos que era mucho más guapa mientras más cerca estuviese. Sacudí mi cabeza ante ese pensamiento, ya que si bien ella tenía algo que me gustaba mucho, muchos otros chicos debían pensar lo mismo y yo... yo no era nadie. Podría estar con quien ella quisiera, incluso si fuera un racista Slytherin, ya que tendía la certeza de que ella podría doblegar a quien fuera.

Sonreí al imaginarla emparejada con alguien. ¿Se arreglaría más, ¿estaría más contenta con alguien de la mano?, ¿se empeñaría en ser la más guapa del baile sólo por el hecho de estar enamorada? Mi imaginación volaba aún más alto que yo, pero en ningún momento me vi parte de ese sueño. No me la creía.

Estoy en deuda contigo —suspiré— Desde que abrí mi tienda en el callejón ya ni me he ocupado de comunicarme con quienes me importan. Si me distancio de nuevo tú sólo llévame al sauce boxeador para que me de una buena paliza. Puedo darme el lujo de perder cualquier otra cosa, incluso mi tienda, pero no esto, no estos... momentos. Es otra razón por la que quiero ir contigo y claro, también con Susan a divertirnos sanamente un rato y es bueno saber que se llevan bien.

Lo último se lo dedicaba a mi padre muy dentro de mí. Tan acostumbrado a su soledad estaba que no era que fuera un hombre malo, sólo no sabía de qué era lo que hablaba cuando le contaba de esos momentos únicos que no se repetían. Miré a Lilith y pensé que era muy poco probable que cayer nuevamente una hoja sobre su cabello para que yo pudiera removerla y que seguido de ello se ruborizara enterneciéndome.

"Merlín, haz que dure" —pensé.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Sáb Sep 01, 2012 1:12 am

Estar con Hydrus me hacía sentir diferente, sabía que había un poco de atracción por lo menos de mi parte pero cambiaba todo lo demás. Al hablar con él me hacía querer tener cuidado con cada palabra que decía para no parecer una completa tonta o por lo menos que no me viese como una hermanita más, una simple amiga, alguien fácil de olvidar. Quizás era por su amabilidad, sus palabras halagadoras. Él era de alguna manera diferente, era divertido pero podía ser completamente tranquilo, con ideas claras, mente abierta, no solía juzgar, no sin los argumentos correctos. Observarlo era como un estudio, ver sus expresiones y querer descifrarlas, mientras sonriera más era mejor. ¿Por qué pensaba todas esas cosas? Era tan sólo un amigo, nada más que eso por ahora y el resto de nuestros días, ¿o no...?

Me rasqué el cuello con nerviosismo sin quitarle la mirada de encima. Ahora sonreía sin razón alguna y me dio curiosidad saber en que podría estar pensando que fuese tan divertido, pues era seguro que no era yo.- ¿A qué se debe esa sonrisa?- No pude evitar preguntarle pues la curiosidad siempre iba a ser más grande que yo, sobre todo con él por ser tan interesante, quería conocer cada uno de sus pensamientos.

Escuche atenta a lo demás que dijo y no puede evitar reírme a la vez que negaba la cabeza.-Estás ocupado, eso es comprensible. No por ello hay que darte sentencia de muerte con el sauce, Hydrus.-Dije pasando una de mis manos por sus hombros, lo frote su hombro y luego deslice mi mano hasta su cabello.-Si gozas tanto de estos momentos no los eches a perder pensando tanto en trabajo o de cosas que ya se han hecho, ya sabes lo que importa es el momento.-Dije haciendo énfasis en las última palabras, bien sabía él que no quería que se preocupase por tonterías. Empece a jugar con su cabello, lo tenía largo e incluso era menos desastroso que el mio. Me aleje del pensamiento tan vago de su cabello y volví al tema.-Y si, claro que me llevo bien con Susan, es toda una mujercita de la que cuidarse, ¡eh!.-Recordé cuando la conocí, era divertida y muchísimo más inquieta que yo, en buena manera.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Dom Sep 02, 2012 6:50 pm

Lilith decía cosas muy acertadas. No quería seguir arruinando momentos y menos con ella, porque desde que la había conocido que le había brindado color a mi diario vivir. Entonces no hablaría de lo mal que lo había hecho y me limitaría a agradecer y gozar las oportunidades que tenía que, tenía que admitir, eran muchas.

El detalle que hizo acariciando mi cabello me hizo sentir reconfortado. Tal vez sacaba buenas calificaciones en adivinación y por eso se había enterado de que era una de las pocas personas a las cuales les agradaba que tocaran su cabello. A pesar de eso, me sentí algo más solitario cuando sus palmas abandonaron mi cabeza. Quería continuar estando más cerca de ella. Extrañamente el deseo de ir a Las Tres Escobas aumentó y la idea de volver a clases no me atraía para nada. ¿Para qué? Si yo no quería estar lejos de Lilith.

"Si supieras a qué se debe mi sonrisa" —pensé— "Así que... esto es lo que se siente"

No quería arruinar el momento. Ya sabía que me gustaba, pero a la vez habíamos vivido tan poco juntos que sentía que teníamos una base muy frágil y no quería romperla. Tenía que aprovechar de conocer todo lo que podía de ella, aunque eso significara arriesgarme con que terminara viéndome como un amigo. Si llegaba a ser así, prefería ser su eterno amigo antes que su efímero amante. Por ahora nadie sabría, ni siquiera ella, a qué se debía mi expresión de alegría y a la vez melancolía que llenaba mis ojos de un brillo peculiar.

Sólo pensaba... cómo lo voy a hacer para cuidarte a ti y a Susan de los coquetos indeseables.

De acuerdo, era una preocupación mía, pero no era la razón de mi sonrisa. Sin embargo, me hizo preguntarme qué haría si la viese flirteando con otro chico. No me gustaría, por supuesto, pero ¿cómo podría reaccionar a ellos?

Tú no les seguirías el juego, ¿o si, Lilith?

Qué preguntas más idiotas había comenzado a hacer. Parecía de primer año.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Dom Sep 02, 2012 8:21 pm

Se quedo por un momento pensativo por lo que le había dicho y sonreí complacida de que había dado en el punto exacto. No me gustaba que se estuviese preocupando de más por cosas insignificantes, se que él quería tener en balance el trabajo y el tiempo libre, pero para lograrlo debía pasar por mucho y sobre todo tener su mente despejada de estrés. Hydrus era tan dedicado, y esa era una de las cosas que mas me gustaban de él. Bueno, en realidad todo me gustaba, no había una sola cosa que me disgustase en absoluto, no veía ningún defecto y eso era increíble.

Mencionó aquello sobre los coquetos indeseables y reí por ese comentario a la vez que me dejo pensando. No era esa clase de chica provocadora pero me gustaría conocer cual sería su reacción si viese que me están molestando algunos de ese tipo de chicos o si me viese con alguien más, tan sólo para ver si podría sentir celos por mi, para saber si es posible que sus sentimientos sean los mismos. Al instante mis pensamiento se borraron cuando recordé a Susan, era como su mejor amiga y tal vez también me veía así. No podría llegar a ser importante o especial mientras estuviese con otra chica, mucho menos Susan. Escuché su siguiente pregunta que fue más seria pero me fascino su manera en decir mi nombre.-Es obvio que no, Hydrus.-Le contesté negando con la cabeza. ¿Acaso él creería que era capaz de que me gustase que algún extraño se aprovechara de mi?.-Detesto esa clase de chicos que minimizan de esa forma una mujer como si fuese un objeto que ganar.-Agregué.-Además estoy segura de que no podría decirme nada si estoy contigo, eso lo sé.-Dije imaginándome la situación. Suspiré por esos pensamientos que estaba teniendo, me embelesaba con Hydrus y no debía ser así, él era mucho más de lo que llegaría a tener, debía controlarme.

Como era claro que debía entretener mi mente con alguna cosa, los nervios empezaban a controlar mi cuerpo. Me levanté en seguida y mire a Hydrus con una sonrisa.-Ven, vamos a caminar.-Dije un tanto inquieta, le tome la mano sin previo aviso y lo jale para que me siguiera. El ambiente estaba de maravilla, hacía un hermoso sol y la brisa era más que agradable. Si Hydrus y yo no llegábamos a tener nada en cierta forma no me importaba, tenerlo conmigo en ese justo momento y por el resto de los días sería más que suficiente. Pero entonces, si eramos tan amigos no le importaría que le dijese ciertas cosas.-Bueno Hydrus, ya que mencionas a esos coquetos indeseables, ¿Qué pasa entonces si dejas encantada a alguna chica y te empiece a acosar como alguna fan?.-Le pregunte exagerando la situación pero la pregunta iba en serio.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Lun Sep 03, 2012 6:16 pm

Caminar junto a Lilith era como volver a los años en que vivía con mi padre y nos adentrábamos en los lugares más inhóspitos para maravillarnos son los hallazgos, pues de la misma manera que en aquel entonces, me sentía dentro de una aventura. Una aventura en la que, sin duda, yo tenía mucho más que descubrir de ella que ella de mí. No conocía sus miedos, sus gustos o sus deseos. Lo que más había captado de ella era su aroma, esa misma fragancia que había percibido por aquella dichosa bufanda que había protegido mi cuello.

Yo sabía y tenía entendido que una caminata era una óptima forma de indagar en la otra persona. ¿Quería hacer eso conmigo Lilith? Tal parecía que nos dirigíamos al mismo fin. Ya vería si la intención era también compartida o no.

Hace tiempo que estoy solo, Lilith. De hecho tengo que confesar que todos mis romances han sido muy privados y también cortos. Tampoco busqué nada serio. Por tanto, una "fan" como tú dices, no tendría nada diferente de una mujer de relaciones cortas. Me preocuparía que tú tuvieses un fan. Los hombres somos usualmente más agresivos para acercarnos que las mujeres.
Definitiavmente no sabría decir cuál sería mi primera impresión si me fuera a enterar de algún romance que tuviera Lilith. No me gustaría, estaba claro, pero ¿podría aceptarlo en alguna circunstancia?

Para ser sincero, no sé bien lo que haría si un chico quisiera coquetearte —dije pensativo, intentando encontrar una explicación de lo que sentía más o menos satisfactoria— Creo que si estás contenta y con un buen chico, estaría feliz por ti, pero... me costaría asumir que ya no podría acercarme a ti de la misma manera.

Noté que eso había sonado más íntimo de lo que hubiera querido y el haber divisado a una pareja besándose clandestinamente en los pasillos, no ayudaba mucho. Tendría que retomar mi punto.

Digo que echaría en falta el poder abrazarte con libertad o invitarte a pasar un rato juntos. Si tuvieras novio, no creo que le gustaría que pasaras más tiempo conmigo que con él y es lógico, si lo pensamos bien.

Me imaginé otros casos, pensando en la opción de que no fuera un buen hombrre, que le faltara el respeto a Lilith o que la ilusionara más de la cuenta sólo para aprovecharse de sus sentimientos. En ese caso tendría que actuar, pero no sabía cómo . Sacudí la cabeza, saliendo de esa escena. Tenía que dejar esa costumbre de vivir por adelantado lo que aún no había ocurrido. El presente me tenía junto a ella, aunque no con ella. De todas maneras lo agradecía.

Sólo pido que no te cambien ni te fuerces a cambiar por nadie. Sea quien sea. ¿Podrías prometérmelo?

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Mar Sep 04, 2012 1:00 am

Me parecía extraña la manera en que Hydrus me hacía pensar y sentir. Estaba sentía tan concentrada en él que por poco olvidada que no estábamos solos, nos encontrábamos en los jardines con demás estudiantes, pasando por los pasillos y otros que pasaban tan sólo un rato como nosotros dos. Muy pocas veces y con pocas personas me sentí así en mi vida, en cuanto a mi familia que fue totalmente indiferente durante mi infancia y en ese momento el resto de mi adolescencia. También de que no siempre me llevé bien con algunas personas por ser hija de muggles. Y sobre todo, en el amor, no tuve la mejor de las suertes pues muy pocos llegaron a corresponderme y siempre me sentí usada. En cambio con Hydrus, sentía una seguridad de que con él todo iba a estar bien y esperaba que ese sentimiento durase así siempre, no importaba si no estábamos juntos.

De alguna forma me alegro saber que las relaciones que llego a tener fueron cortas y nada serias, aquello me mantuvo tranquila de que ninguna otra chica había tenido la oportunidad de disfrutar tanto de él como quisiera hacerlo yo algún día. Aunque al mismo tiempo me extraño ya que no veía a Hydrus como un tipo de chico que andase en aventuras o cosas pasajeras, quizás no había encontrado a la chica indicada que lo quisiera con la misma intensidad con la que él llegaría a quererla, pues yo sabía bien que Hydrus era de sentimientos verdaderos.

Escuché lo siguiente que dijo acerca de que no sabría que hacer si alguien me llegase a coquetear, pero que estaría feliz por mi a pesar de que no podría estar conmigo de la misma manera. Me sorprendí por eso pues la manera en que lo dijo lo hizo parecer como si sintiese algo por mi, y por un instante sentí esperanzas. Pero al escuchar lo siguiente que agregó me la quitó por completo. Tenía razón, como siempre, si yo estuviese con alguien más lo único molesto de ello era que no le podría gustar que tratase con cariño a mis amigos. Debía dejar de estarme haciendo ilusiones, mi cabeza maquinaba muchísimas cosas en tan sólo segundos por alguna palabra o expresión suya.

Me quedé en silencio analizando cada una de sus palabras hasta que me sacó de aquello, me dijo que le prometiese que no cambiaría nunca por nadie. Lo mire a los ojos tratando de encontrar la razón de que dijese eso, pero sólo vi preocupación en ellos. Sentí como si mi corazón se detuviese por un momento y se perdía en sus ojos, y en las palabras que daban vueltas en mi cabeza. Noté que no había soltado su mano y la estaba apretando con fuerza, para disimular ello tome su otra mano y le sonreí.-Te lo prometo, Hydrus.-Le dije con fuerza en mi tono para que supiese que lo decía en serio. Yo jamás cambiaría, mucho menos con él, por absolutamente nada. Sentí en seguida la necesidad de abrazarlo y lo hice sin dudarlo dos veces, es más sin pensarlo ni nada. Rodee su cuello con mis brazos y apoye mi cabeza en su pecho. Inhale su tan varonil aroma lo más que pude, casi drogándome con él.-Eres un tonto. Si llegase a tener pareja creo que tendría que aguantar que sea tan cariñosa con mi querido amigo Hydrus, nada del mundo lograra que te deje en paz.-Le dije ya apartándome difícilmente de él pero sin quitar mis brazos.-Yo también he estado sola. Es raro pero las últimas veces que llegue a estar con alguien es exactamente igual, algo pasajero. No tuve suerte en fijarme en alguien decente antes, simplemente suelo buscarme los peores.-Me encogí de hombros restandole importancia a eso.-Pero oye, me parece raro que seas tú alguien que no haya tenido nada serio. Si te imagino enamorado de alguna chica te veo de algún modo dispuesto a dar todo por ella, como eres alguien que no se rinde y da siempre el cien por ciento en todo, ¿Por qué no en el amor? Es raro.-Obviamente la idea de imaginarlo con alguien más fue fea, pero era así como lo veía.-Algo más, si yo no cambio tú tampoco. Me rompería el corazón totalmente si te llegase a encontrar diferente.-Le dije haciendo un puchero pero en el instante me sentí tonta por haberlo hecho así que lo arruine con una risa nerviosa que solté sin querer.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Sáb Sep 08, 2012 2:30 pm

Que Lilith estuviera apoyada en mi hombro, casi reposando sobre mi cuello, era como dejar el mundo de la magia por unos momentos y adentrarse en el mundo de la fantasía. En ese mundo nos conocíamos de toda la vida, hacíamos todo juntos y no tenía lugar ese abismo de duda causado por el hecho de que nos conocíamos hacía muy poco. La verdad era que sí existía ese absimo, porque a pesar de mis sentimientos por ella, no sabíamos cómo tratarnos del todo, porque no nos conocíamos. Tuve un deseo interno de haberla conocido antes.

Al menos el deseo de que el otro no cambiara, era mutuo. Eso quería decir que también le gustaba lo que había conocido de mí. Sí, tenía que esmerarme en conocerla más por el momento, pero tampoco podía esperar demasiado. ¿Cuál era el momento justo? Ese era mi dilema.

Apoyé mi cabeza en la suya, creyendo por un instante que así obtendróia una respuesta de alguna parte que me orientase, pero sólo escuchaba mi propia voz. La respuesta estaba en mí, escondida. Terminaría saliendo. Había que tener confianza.

Es mi culpa no haber tenido nada serio. Siempre titubeaba al final y esas conductas terminan por aburrir a cualquiera. Era de esperarse que no funcionara —suspiré recordando a mi último amor de verano. Cambié el semblante a uno más optimista a los segundos— Entonces estamos a mano. Tú no cambias por nadie y yo tampoco lo haré.

Nos quedamos así unos segundos. Estábamos cómodos, porque nos acogíamos mutuamente. Podía ser que no supiera cuál era la música favorita del otro o en dónde compraba sus túnicas, pero estaba una disposición, esa que decía "quiero conocerte, porque eres especial".

De pronto, esa paz se rompió cuando un funcionario del castillo agitó su varita para separarnos varios centímetros. Lo miré con odio refunfuñando como un anciano mañoso. ¿Por qué tenía que terminar un grato momento así y además con una chica bonita?

"Cuiden la proximidad" nos ordenó antes de irnos.

Por lo divertido y a la vez nefasto de la situación, reí por lo bajo y miré a Lilith de nuevo. Era sólo un amargado que tal vez nunca había tenido mi suerte.

Creo que no nos dejarán en paz aquí. Estamos muy a la vista de todos.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Sáb Sep 08, 2012 10:53 pm

Me sentía cómoda con Hydrus, como si estando con él por un momento me hacía olvidarme del resto. Mi único peso en ese momento era nuestra relación. Era increíble como me había empezado a gustar tan rápido y en tan poco tiempo. No había forma de verle algo malo a Hydrus, quizás por eso fue que me cautive tanto con él pero de todas formas alejando toda esa maravillosa historia en la que la leona quería estar con el águila, habían asuntos que resolver antes de poder creer que podría pasar algo entre nosotros dos. Si, eramos muy buenos amigos y nos tratábamos con cariño como ese dulce abrazo que compartíamos sin importarnos que no nos conocíamos, casi en absoluto. Ese pensamiento llegó a mi mente en ese mismo instante en el que no quería separarme de su encantador aroma. No podía perderme en un sentimiento que no me llevaría a nada sino intentaba saber cada parte de la vida de Hydrus, sus gustos, sus temores, sus lamentos, sus recuerdos, quería saberlo todo y no conformarme con lo que Hydrus aparentaba en su superficie.

Escuché que dijo que aquellas relaciones cortas no habían funcionado por su culpa, era extraño que lo dijese pues no lo había visto como ese tipo de chico que se detenía por alguna razón a estar con alguien, como si tuviese miedo de algo o no estuviese listo para algo realmente serio. Y de esa forma me di cuenta de que poco a poco, aún así fuesen cortas sus palabras iba conociendo algo de él, algo que mantendría en mi memoria para siempre tomarlo en cuenta. Yo sólo asentí a sus palabras intentando no arruinar el momento en el que nos encontrábamos.

Nos quedamos por unos instantes uno junto al otro, unidos en un abrazo como si fuésemos algo más fuerte que unos simples amigos. Era excelente, un perfecto momento que quería tener en mi cabeza por el resto de mis días, hasta quería poder volver a revivirla las veces que yo quisiera. Lamentablemente un funcionario del colegio nos separó algunos centímetros con su varita, me asusté en el momento pero luego cuando dijo "Cuiden la proximidad" miré a Hydrus que había puesto una cara bastante graciosa por lo sucedido. Intenté no reírme hasta que el señor se fuese, cuando ya no habían moros en la costa me reí junto con Hydrus.-Si quieres nos vamos a otro lado en donde tengamos más privacidad.-Le dije inocente de mis propias palabras, aunque cuando me di cuenta de como se había escuchado eso, como si fuésemos a hacer algo, me reí nerviosa.-Me refiero un sitio donde podamos hablar tranquilos sin que nos nos moleste ningún funcionario por expresar nuestro cariño.-Aclaré intentando que no pensase nada raro por lo que le llegue a decir aunque a mi en el fondo me gusto como sonó.

Tomé su mano sin importarme si volvían a encontrar eso mal, no quería estar lejos de él. Me quedé un poco pensativa en cuanto a dónde podríamos ir que no estuviese lleno de gente, y en el castillo habían poco lugares así. Se me ocurrió la Torre de Astronomía pues como era la más alta no muchos pasaban el día allá.-¿Qué te parece si vamos a la Torre de Astronomía? Pero claro, sólo si quieres.-Le ofrecí esperando un sí como respuesta para seguir estando más tiempo con él y aprovechar el tiempo suficiente para conocerlo.-Pero por favor, si es que iremos, cuida tu proximidad, Hydrus.-Bromeé levantando mi mano en frente de él como queriendo decir que no se acercara, pero bueno, bromas son bromas, nunca deben ser tomadas en serio y obviamente lo quería cerca.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Dom Sep 09, 2012 9:08 am

Tener un segundo de complicidad, riéndonos por lo absurdas que eran las conductas de quienes se suponía que debían vigilarnos y hacernos mejores estudiantes. Perfectamente podía pasar como que no querían que afloraran los sentimientos entre los alumnos, sin importar si se trataran de buenos o malos. Si tan sólo hicieran el esfuerzo de ver más allá de sus propias narices, se darían cuenta de que algunos vínculos era necesario cultivar. En otras palabras, yo quería hacerlo.

Por Merlín, Lilith no debía tener idea de lo adorable que se veía haciendo esa sugerencia. Se sonrojaba casi como si me hubiese propuesto indebido, como hacer de nudistas en la escuela o algo peor. Sin embargo, se trataba de algo muy simple, estar solos para... ¿"expresar nuestro cariño", había dicho? Sólo ella podía utilizar esa connotación dicha tan correctamente para lo que hacíamos y tenía razón, pero al tocar su mano, lo que menos sentía era simple cariño.

Si tan sólo mi primo no pasara el día allí, diría que fuésemos allá —dije acariciando su mano con mi pulgar.

Al verla al rostro, vi su expresión de confusión. Cierto, ella no sabía de él y era mejor que lo hiciera si íbamos a pasar tiempo juntos, porque tarde o temprano se terminaría topando con él.

No te conté que tengo un primo que llegó al colegio en Slytherin —comencé a relatar— Como sabrás yo soy mestizo, de madre muggle y de padre sangre pura. Su madre es hermana de mi padre, pero nadie de los Pegasus habla con mi padre, por su traición a la sangre y menos conmigo, que soy el fruto de ello. El nombre de mi primo es Noctis Triangulum y es igual de fanático por la pureza de la sangre que el resto de la familia. Por supuesto, me considera una deshonra también y me lo hace saber.

Hice una pausa esta vez mirando a Lilith un poco más preocupado. Tenía que ser lo más sincero posible si quería cuidarla de las tonterías de mi supuesta familia.

Tú eres hija de muggles, Lil. Él ya es lo suficientemente cruel con los nacidos de muggles que no conoce y temo en verdad lo que pueda llegar a hacer considerando que eres importante para mí. No quiero exponerte así.

Había tenido que soltar que era importante en mi vida. Estaba frito. Ninguna chica linda se sentiría a gusto con un tipo que le dijera eso y que más encima no conocía hace mucho. Pensaría que era un baboso.

Suspiré, pensando en cómo dar vuelta el asunto.

Tengo una idea. Ve a clases de astronomía esta noche. Cuando termine... sólo ve, ¿de acuerdo? Confía en mí.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Dom Sep 09, 2012 10:25 pm

Hydrus tenía muchas cosas que yo no conocía de él. Deseaba más que nada no sólo estar junto a él sino que quería poder comprender sus expresiones o hasta sus silencios. No podía pensar en como nos podrían ver los demás, sólo me importaba el pensamiento de Hydrus, que mientras él viese bien todo por mi también lo estaba. Ya me estaba imaginando todo el resto del día con él, en el que hablaríamos de nosotros, de nuestras vidas y nos conoceríamos. Yo me reiría de sus ocurrencias y a él le encantaría mi risa. Nos uniríamos, no estaríamos juntos pero aunque sea el que nos conociéramos a fondo sería un paso más. Quizás ya me estaba haciendo muchas ilusiones considerando que sólo yo sabía lo que yo sentía y tal vez Hydrus sólo me tendría aprecio por ser una buena amiga, pero mi mente volaba en poco segundos a grandes cosas.

Pero en ese momento, aunque lo que más deseaba era seguir estando con él, al parecer había un pequeño problema con el sitio que le sugerí para ir. Mencionó a un primo que seguramente estaría mucho por la torre, no sabía de ningún primo de Hydrus en el colegio y tampoco le veía el problema a ello, otra cosa de la que debía enterarme. Se notó la expresión que puse en cuanto a eso y empezó a contarme sin que yo preguntara. Me contó del problema que tenía con ese primo, lo molestaba por haber sido el producto de la traición que cometió su padre a la pureza de su familia.

Era algo típico, muchas personas apegadas a esa política solían molestar a personas como nosotros, no nos creían parte de su mundo. Pero en el caso de Hydrus era más complicado, pues era su propia sangre el que lo despreciaba. Apreté su mano haciéndole saber que estaba comprendiendo aunque de todas formas en su pausa me miro un poco afligido. Me expresó su preocupación por mi, por el hecho de que yo siendo hijas de muggles podría tener problemas con ese chico, al ser también importante para él. No sabía como sentirme con eso, por un lado estaba realmente feliz porque al menos ahora sabía que yo era importante en su vida, lo cual me daba muchas esperanzas de algo más. Pero a la vez sentí su misma preocupación por el mal asunto. Aún así mi emoción por sentirme especial era más fuerte que cualquier otra cosa.

Me pidió que fuese a clases de astronomía aquella noche, sin darme alguna otra explicación me pidió que confiará en él. Obviamente yo confiaba más en él que en cualquier persona y no dudaría en ir. Mire a todos los lados asegurándome de que no hubiese otro guardia y me abalancé hacía su cuerpo dándole un fuerte abrazo.-No te preocupes por nada, Hydrus. He lidiado casi toda mi vida con personas como tu primo y creo que ya soy lo suficientemente fuerte como para poder defenderme, no importa que tan agresivo u odioso sea.-Le dije a ver si de esa forma calmaba un poco sus preocupaciones y siendo de igual forma cierto.-Iré a la clase, nos veremos allá y ojala que la espera por verte valga la pena, así no te vaya a dejar dormir.-Le dije sonriendo, pensando en que posiblemente lo secuestraría luego de la clase para tenerlo sólo para mi en esa noche.-Siempre confió en ti.-Dije por último ya apartándome de sus brazos y volver mi vista a sus ojos.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Hydrus Pegasus el Vie Sep 21, 2012 9:59 am

Sí, mi comentario no debía ser nada nuevo para Lilith. El tener padres muggles la volvía automáticamente un blanco de burlas y desprecios de los cuales yo no había formado parte o no de manera tan marcada como ella. Mi sangre decía que tenía madre no mágica, pero mis costumbres decían que era un mago completo, por lo que no eran tan crueles conmigo. Yo jamás podría compararme con ella en cuanto a la capacidad que tenía para sobreponerse a quienes le deseaban mal. Sonreí entonces al comprender que Lilith, además de ser dulce y bastante guapa, era digna de admiración, porque la mayoría de los etudiantes de padres muggles terminaban avergonzados o afectados de alguna manera u otra. Sin embargo, Lilith era como una montaña firme que sujetaba todo cuanto pasara por ella. Esperaba que Noctis no arruinara eso con sus "crueldades sonrientes" como yo las denominada, pero también me calmaba el hecho de que la muchacha frente a mí supiese cómo sobreponerse.

Puse mi mano derecha sobre su cabeza, que me llegaba casi a los hombros y acaricié su terso cabello apaciblemente para hacerle saber cuánto me ayudaba con sus palabras.

Por poco olvido que eres una leona, el valor lo llevas por dentro y lo desatas fuera —mantuve mi sonrisa, añadiéndole ternura— Podrás con todo lo que se te cruce enfrente y no hablo solamente del colegio, sino del resto de tu vida. Los Gryffindor podrían aprender de ti.

Ella confiaba en mí, a pesar de tener miles de razones para no hacerlo, ya fuese por inseguridades de chicas o simple aprehensión por ser casi desconocido para ella. ¿Y si la torre de astronomía fuese una ocasión para que diésemos vuelta la página y ya? Le contaría mis secretos y ella me contaría los suyos. ¿No era eso también lo que lograba hacer uniones?

Entonces... en la torre de astronomía esta noche —dije acercándome de manera instintiva, sin darme cuenta de que era mi propia voluntad la que me movía.

Quería acercarme más, pero una de las autoridades del colegio carraspeó su garganta de manera exagerada pasado cerca de nosotros. Me tenía en la mira y esa era su manera de advertirme que no intentase avanzar más si no quería un mes de castigo, por lo que tuve que conformarme con mantener mi posición.

Mejor me voy antes de que todo el colegio esté tras de mi "atrevimiento" —dije con sarcasmo— Podrías verte involucrada también.

Hydrus Pegasus
Alumno
Alumno

Edad : 26
Boggart : Él mismo enfermo
Cantidad de envíos : 679

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Lilith Baxter el Vie Sep 21, 2012 9:01 pm

La preocupación de Hydrus era la mas tierna que podía apreciar en esos momentos, él se preocupaba por mi bienestar y por el hecho de que podría traerme problemas por algo que es cuestión suya. Lo sabía bien pues lo podía ver en sus ojos y en su forma de ser de que él era alguien cuyo corazón valía oro, quizás mucho más de lo que yo pensaba. Lo supe desde aquella noche fría que lo conocí. Probablemente no habría nada que distorsionase mi imagen de lo que él era y más bien tenía esperanzas de que mejorase pues todavía me faltaba mucho recorrido para llegar hasta el verdadero Hydrus, al que anhelaba conocer y explorar. Él tan sólo se veía incomprendido pero yo intentaría darle toda la comprensión que pudiese para verlo agradecido.

No sabía si era exactamente una gran leona como el me describía pero casi me creía sus palabras. Podía ser muy capaz para muchas cosas como para enfrentarme a cualquier cosa o alguien, no sentía temor a lo que llegasen a pensar de mi. Aún así nada de lo que alguna vez pude haber dicho o hecho me completaba. Hydrus sólo veía a la pequeña Gryffindor que parecía estar preparada para todo lo que pudiese ocurrirle y superarlo todo como si fuese un simple reto, algo que hasta esos días había logrado perfeccionar con éxito. Pero había mucho mas allá de eso que deseaba que él pudiese ver, que no todo era ser castaña y risueña. Y como prueba de la gran debilidad que poseía estaban esas mejillas enrojecidas por los comentarios de Hydrus, que me hicieron sentir de algún modo especial que quizás sólo él podría lograr.

Deseaba darle el placer de que tenía razón, de que podría con cualquier cosa que se me pudiese cruzar, pero no era perfecta. Lamentablemente no tuve palabras para sus halagos que una mejor sonrisa. Por ello, me entusiasmaba conocerlo y que él me conociese a mi. Debíamos hacerlo, quizás no tendríamos las mismas razones para ello pero por mi parte si quería que pasara algo o que por lo menos nuestra amistad no se valiera de sólo bromas y cortos encuentros. "Entonces... en la torre de astronomía esta noche" Aquellas palabras hicieron eco en mi cabeza.

Lo noté acercarse unos escasos centímetros más hacía a mi hasta que otro guardia le impidió que continuara carraspeando su garganta como aviso. Resoplé por eso pues me pareció que estaban exagerando en cuanto a nosotros. ¿Acaso creían que terminaríamos haciendo una gran escena novelesca en los jardines? O que otra cosa pasaría por la mente de ellos. Allí supe que era el momento de que nos marcháramos y dejarle al tiempo la tarea de volvernos a encontrar durante la noche. Él lo confirmo con un comentario que me hizo reír —Me parece que ya estoy involucrada, están en contra de nosotros dos juntos.—Dije en broma pero la cual sonó un poco extraña para mi gusto.—Sí, bueno, es mejor que nos vayamos los dos. Tengo cosas que hacer y deseo terminarlas cuanto antes. Además así es mejor, no tengo nada de que preocuparme cuando se haga de noche.—Le guiñé el ojo.—Así que, ya nos veremos más tarde, mi querido Hydrus.—Dije tomándolo de las manos sin importarme de que el guardia nos viese. Me estiré hasta alcanzar su rostro y darle un beso en la mejilla. El guardia volvió a carraspear su garganta y lo miré sonriendo pero sin decir nada. Volví a fijar mi vista a Hydrus, solté sus manos, poco a poco me fui alejando sin querer perderle de vista y con una sonrisa.

Lilith Baxter
Alumno
Alumno

Cantidad de envíos : 780

Datos Personales
Vitalidad:
10/10  (10/10)
Vitalidad de Batalla Escolar:
0/0  (0/0)
Estado: Saludable

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Que la bufanda vuelva a su dueña [Lilith]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:52 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.